Fiscalía para operaciones de empresas y funcionarios

El 76% de los empresarios aseguran que todos los niveles de gobierno son corruptos
 (Foto: Getty Images)  (Foto: Redacción)

Una fiscalía especializada e independiente para perseguir actos de corrupción por parte de las compañías es una de las propuestas para hacer frente al 21% de los empresarios que dijeron haber tenido casos de corrupción por parte de un funcionario, dio a conocer la firma, FTI Consulting.

En 2014 el 21% de los consultados explicaron que en su empresa hubo casos donde algún funcionario público solicitaba dinero para facilitar o resolver alguna situación en particular, frente a un 77% que argumentaba que en su empresa no se requerían ese tipo de acciones.

A nivel nacional el 76% de los empresarios aseguran que todos los niveles de gobierno son corruptos para hacer negocios, mientras que un 9% considera que solo lo es a nivel federal y municipal, y el 3% piensa que la corrupción es más a nivel estatal.

Por lo que FTI indicó que los nuevos legisladores del Constituyente de la Ciudad de México podrían mejorar el proceso legal para atender denuncias de corrupción en la interacción entre autoridades y empresas con dos iniciativas:

  •  Creación y reforzamiento de leyes anticorrupción
  • Creación de una fiscalía especializada e independiente con recursos necesarios;  un perfil de origen y composición del titular y su equipo de colaboradores que aseguren autonomía de decisión y gestión con respecto a todos los niveles de gobierno y plenamente ajenos a la esfera de influencia de los partidos políticos.

Esa fiscalía debería ser dotada de las facultades para perseguir también los actos de corrupción por parte de las empresas, en el sentido de su participación en esquemas para simular proveeduría, elevar artificiosamente costos en sus productos y servicios, servir como prestanombres directos o indirectos de funcionarios públicos y sobornar a los mismos en intercambio de favores o actos de autoridad.

Ser parte clave, junto con otras entidades y organizaciones, en el diseño de un sistema de información y disuasión permanente de prácticas y esquemas de corrupción.

 Una eventual fiscalía anticorrupción en la Ciudad de México podría ser un parteaguas para el país, así como esta ciudad lo ha sido en otros aspectos e iniciativas en el pasado reciente (…) están marcando la diferencia entre aquéllas sociedades y gobiernos que combaten en serio la corrupción y depuran sus sistemas políticos y económicos de la misma o aquéllos que se mantienen en un estado de cinismo social, degradación institucional y envilecimiento de su vida pública” comentó Sergio Díaz, Senior Managing Director FTI Consulting México.