Uno de cada 10 usuarios perdió dinero por ciberataques

Consumidores buscan que proveedores garanticen la seguridad de sus transacciones
(Foto: Getty Images)
 (Foto: Getty Images)  (Foto: Redacción)

El 48% de los consumidores fue blanco de estafas en busca de información sensible y financiera para provecho de los ciberdelincuentes, de los cuales un “alarmante” 11%  perdió dinero como resultado de esa actividad, dio a conocer la empresa de ciberseguridad Kaspersky Lab y B2B International.

Asimismo, casi la mitad de los usuarios de Internet enfrentó amenazas financieras en un periodo de 12 meses que incluyeron la recepción de correos electrónicos sospechosos que aseguraban ser:

  • de un banco (22%)
  • de algún comercio (15%)
  • de páginas web sospechosas que solicitaban datos financieros (11%).

Entre las amenazas financieras frecuentes, el 6% de los encuestados perdió dinero debido a estafas o fraude en línea, el 4% fue víctima de fuga y pérdida de datos a través de una entidad financiera y el 3% perdió criptomonedas (como Bitcoin) o fondos de dinero electrónico

Cuando las víctimas perdieron dinero se trató de una pérdida promedio de 283 dólares, mientras que una quinta parte (22%) perdió más de mil dólares. Sólo la mitad (54%) de los afectados por la pérdida de dinero logró recuperar la totalidad de sus fondos robados y una cuarta parte (23%) no logró que le devolvieran su dinero.

“Junto con las estafas más tradicionales, estamos empezando a ver cómo los ciberdelincuentes aprovechan y buscan nuevas formas de defraudar a los consumidores, por lo que es aún más importante para los usuarios de Internet estar en guardia cuando realizan transacciones financieras en línea o hacen clic en enlaces sospechosos que pretenden ser de su banco”, explicó Ross Hogan, Director Global de la División de Prevención de Fraude en Kaspersky Lab.

Pese a que la pérdida monetaria como resultado de una violación de datos en una entidad financiera es todavía relativamente baja, es una manera suficientemente rentable.

Es por ello que Kaspersky sugirió que se debe tener una protección suficiente, no solo para prevenir que sucedan tales pérdidas, sino para mantener su reputación y la confianza de los clientes. Con nuevas amenazas que evolucionan cada día, los consumidores esperan que sus proveedores se mantengan actualizados y garanticen la seguridad de su dinero y las transacciones financieras”