Proponen reforma al Código de Comercio

El objetivo es la simplificación de los trámites y la reducción de tiempo en las resoluciones
(Foto: Getty Images)
 (Foto: Getty Images)  (Foto: Redacción)

Representantes de la Secretaría de Economía y la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer) expusieron a los diputados la iniciativa de reforma al Código de Comercio, que busca simplificar los juicios orales mercantiles y sus trámites, a fin de reducir el tiempo de resolución de las controversias.

La modificación consistirá en cambios a 29 artículos en el ordenamiento, y la adición de otros párrafos, con los cuales pretenden ampliar la oralidad en todo el país.

Además pretenden que no exista un límite de cuantía para proceder, celebrar audiencias en los 40 días siguientes a los fijados y establecer plazos para la caducidad del procedimiento; lo que beneficiaría a las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes).

En ese sentido, precisaron que con los cambios se establecerán lineamientos para el emplazamiento sin necesidad de recurrir a la supletoriedad; plantearán que la caducidad de la instancia en cuestión se lleve a través de plazos establecidos, y estipular que la audiencia se celebre en los primeros 40 días siguientes a que se dicte.

Opiniones que destacaron                 

El presidente de la Comisión de Economía de la Cámara baja, Jorge Enrique Dávila Flores, reconoció que la propuesta de reforma ayudará a reducir tiempos en los juicios y costos para las partes involucradas, mayor eficiencia en los trámites burocráticos.

“No distraerá de sus ocupaciones fundamentales a pequeños y medianos empresarios con temas de carácter jurídico, al lograr reducir tiempos y costos de los juicios y buscar conciliaciones previas”.

El titular de la Cofemer, Mario Emilio Gutiérrez Caballero, consideró necesario acelerar la implementación de los juicios orales mercantiles en todas las entidades del país con el objeto que en tres años no habrá limitación de cuantía, permitiría el ahorro de 7.15% de su ingreso mediante la vía oral y la eliminación de 17 pasos del proceso.

La subsecretaria de Competitividad y Normatividad de la SE, Rocío Ruiz Chávez, destacó el estudio Doing Business del Banco Mundial en el cual se destaca a México como un buen oferente de condiciones para hacer negocios; sin embargo, el Índice de Calidad de Procesos -mide las buenas prácticas en los juicios mercantiles- ubicó a la Ciudad de México con una calificación de 10 puntos de 18, es decir dentro la media de las naciones latinoamericanas (8.4), y por debajo de las de la OCDE (11).

En ese sentido, insistió en la urgencia de impulsar la reforma para mejorar el ambiente empresarial y atraer inversiones de nacionales y extranjeros, debido a que el Doing Business los apunta como factores para atraer la inversión.

El jefe de Unidad de Asuntos Jurídicos de la Secretaría de Economía, Andrés Alejandro Pérez Frías, explicó que la iniciativa:

  • obliga a no dejar los juicios suspendidos o que caduquen,
  • los incidentes podrán ser resueltos en máximo 30 días hábiles,
  • el juicio ejecutivo mercantil se pretende que los alegatos sean orales al finalizar la audiencia de pruebas
  • respecto al pago de los honorarios de los abogados, continuará siendo fijado en una proporción del monto del juicio independientemente de su duración
  • disminuirá los gastos de notificaciones, diligencias y presentación de promociones

El diputado Ricardo Del Rivero Martínez cuestionó la garantía de “que no haya un gran colapso por la gran cantidad de juicios orales, debido a la falta de capacitación y recursos económicos”.

En respuesta, Pérez Frías aseguró que al resolverse los juicios más rápido se tiene menos saturación de los juzgados mercantiles; las salas que antes analizaban las apelaciones reasignan a su personal a otras áreas agilizando el proceso.

En apoyo, el titular de la Cofemer refirió la existencia de cuatro modelos de capacitación impulsados por el Banco Mundial sobre un nuevo modelo de justicia oral mercantil que prevé el colapso en los procesos.