Rastreo de equipaje, tema relevante aerolíneas

Las maletas incorrectamente expedidas le siguieron costando a la industria millones de dólares
 (Foto: iStock)  (Foto: Redacción)

México (Notimex).- En los próximos tres años, el rastreo de equipaje en la industria aérea será el foco de atención a medida que las aerolíneas se preparen para implementar la resolución 753 de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA), afirmó el CEO de SITA, Francesco Violante.

“También significa que los pasajeros podrán rastrear su maleta, como lo harían con un paquete, lo que reducirá la ansiedad y les permitirá tomar medidas en caso de una alteración en sus vuelos o demora de sus maletas”, precisó.

El directivo mencionó que con la resolución 753 de IATA, que implementarán las compañías aéreas para junio de 2018, deberá ser posible monitorear las maletas en cada punto del viaje.

La empresa de telecomunicaciones para la industria del transporte aéreo, subrayó que pese a que en 2015 se reportó una reducción de 10.5% en el manejo incorrecto de equipaje, éste sigue siendo un reto para el sector, por el aumento de pasajeros que se prevé en los próximos años.

“Las estadísticas sobre equipaje en 2015 son muy alentadoras; pero en total las maletas incorrectamente expedidas le siguieron costando a la industria 2.3 mil millones de dólares el año pasado”, expuso.

Por ello, la experiencia de los pasajeros es primordial, y mejorar el manejo del equipaje aportará un avance para ellos, además de una reducción de costos.

Según el reporte de equipaje 2016 de SITA, la tasa de equipaje incorrectamente expedido fue de 6.5 maletas por cada mil pasajeros en 2015, lo cual es menos de la mitad de la tasa de 2003 y la más baja que se haya registrado jamás.

Otra área de cambio que se identifica en el reporte de SITA es el incremento del autoservicio para equipaje, alrededor de 40% de las líneas aéreas y aeropuertos ofrecen la impresión de etiquetas en quiscos de autoservicio, y se espera que más de tres cuartas partes lo hagan para 2018.

En los últimos años, se vio un progreso en toda la industria en la creación de etiquetas electrónicas permanentes que ofrezcan independencia a los pasajeros y que reduzcan sus tiempos de espera.