Tipo de cambio comienza a impactar precios

El CEESP propone una disminución del gasto público de 300,000 millones de pesos
(Foto: Getty Images)
 (Foto: Getty Images)  (Foto: Redacción)

México, 12 Jun (Notimex).- La inflación subyacente que acumula tres meses consecutivos por arriba de la inflación general, podría ser una señal de que la depreciación del tipo de cambio comienza a impactar diversos precios, aunque Hacienda niega que sea un factor que “contamine” la economía.

El Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) señaló que el consumo interno se explica por diversas variables, -algunas temporales- lo que podría reducir su crecimiento en algún momento.

El organismo de investigación y análisis del sector privado dijo que más allá del dinamismo interno también hay indicios de desequilibrios en temas que podrían poner en riesgo la estabilidad macroeconómica por lo que propuso una disminución del gasto público.

Además, resaltó la importancia de la salud de las finanzas públicas y llamó revertir el déficit primario y los elevados niveles de deuda con una reducción adicional del gasto público en aproximadamente 300,000 millones de pesos.

En su publicación mensual “Análisis económico ejecutivo” refirió que este y el próximo año se deberá hacer un esfuerzo para que no crezca ni la deuda ni haya un aumento de su costo financiero, que tienen un efecto negativo tanto en las finanzas públicas como en la balanza de pagos.

Se podría hacer frente al déficit externo al corregir vía el tipo de cambio o mediante la tasa de interés también, pero la primera tiene un efecto negativo en el poder adquisitivo y la segunda en el consumo.

Así, el CEESP consideró que la mejor forma para reducir el déficit es disminuir la demanda agregada de la economía mediante una baja del gasto público, de tal manera que no impacte el consumo de los hogares.

Volatilidad, seis meses más

En contraste, el subsecretario de Hacienda y Crédito Público, Fernando Aportela, negó que la depreciación del peso en los últimos meses "contamine" negativamente a las principales variables de la economía mexicana.

“Ahorita lo que tenemos es un entorno de muy alta volatilidad, pero si uno ve los fundamentales de la economía de México claramente muestran otro nivel de tipo de cambio. En la medida en que disminuya la volatilidad creemos que se irá acercando más el tipo de cambio a los fundamentos”, estimó.

Aportela consideró que la volatilidad actual podría “durar seis meses más”. A partir de ahí “es el mercado el que va a terminar determinando, como ya se hace desde 1995 en México, el valor del tipo de cambio”.