Hay `focos amarillos´ por tipo de cambio

En algunos rubros ya son evidentes los efectos del tipo de cambio, especial en mercancías no alimenticias
(Foto: Cuartoscuro)
 (Foto: Cuartoscuro)  (Foto: Redacción)

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) pidió tomar como “focos amarillos” algunas señales de afectación por la situación del tipo de cambio como la inflación, la cuenta corriente con el exterior, el déficit y la deuda del sector público.

El presidente del CCE, Juan Pablo Castañón, explicó que difícilmente puede quedar sin efectos en los precios nacionales que de enero del 2015 a la fecha, el peso se ha depreciado casi 30%, lo cual se confirma que “es una de las monedas con mayor pérdida en el mundo”.

Refirió que en los últimos tres meses se observa un movimiento ascendente y constante de la inflación subyacente -la que no cuenta los bienes más volátiles- por encima de la inflación general, y en algunos rubros ya son evidentes los efectos del tipo de cambio, especial en mercancías no alimenticias.

“Nos preocupa que se frene el buen desempeño que hemos tenido en el consumo. Los niveles de estabilidad de precios que se han registrado, históricamente bajos, han ayudado mucho a que se eleve el poder adquisitivo, casi un 9% en un año y medio. Si la inflación es superior a los niveles del 3%, este proceso de incremento del poder adquisitivo seguramente se moderará, máxime en el escenario de bajo crecimiento”, señaló Castañón  a través de un comunicado.

Por otro lado invitó a  reconocer que existen factores internos que también están gravitando fuertemente en la volatilidad, como debilidades que no han dejado de crecer.

Así, el Presidente del CCE, Juan Pablo Castañón, pidió hacer una reducción del gasto y hacerlo más eficiente.

“El recorte para que la deuda no siga creciendo tendría que ser enorme, del orden de los 300,000 millones de pesos, casi el doble del recorte propuesto para el 2017. Sería complejo hacer un ajuste de esa magnitud en el corto plazo”, añadió el presidente del organismo del sector privado.

Agregó que el ajuste no tiene por qué perturbar el crecimiento si se hace en rubros que no aportan al dinamismo económico y que, al contrario, se caracterizan por bajos rendimientos en términos sociales o de estímulo económico. Como de programas, subsidios y transferencias que en muchos casos se duplican o triplican, y tienen resultados regresivos o de bajo impacto en relación con los objetivos.  

Finalmente, añadió que el combate a la corrupción podría ahorrar incluso miles de millones de pesos, por lo que  insistirán en que la reforma anticorrupción que México vaya “de verdad a fondo, ante el escenario de inestabilidad e incertidumbre que se presenta”.