Desaceleración económica preocupa a Banxico

Debido al ritmo económico, el organismo decidió mantener la tasa de interés referencia en 4.25%
 -  (Foto: Redacción)

Por Yussel González

Debido al “débil crecimiento económico del país”, el Banco de México (Banxico) asumirá con cautela los próximos aumentos del precio del dinero.

De acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) la economía mexicana se contrajo 0.3% en el segundo trimestre del año frente a los tres meses inmediatos anteriores, lo que motivó que los analistas recortaran sus expectativas de crecimiento del 2016.

Por lo que el gobernador de Banxico, Agustín Carstens, estableció en 4.25% su tasa de interés referencial y dio cuenta del deterioro de la economía mexicana:

"Al estancamiento que se venía observando en el sector industrial, se añadió un freno al crecimiento del sector terciario (…) en el trimestre, la industria cayó 1.7% y el sector servicios se estancó” por lo que el balance de riesgos para la actividad económica se deterioró respecto a la decisión de política monetaria del 30 de junio pasado, cuando elevó sorpresivamente la tasa de interés en 50% puntos base.

Al respecto, el Grupo Financiero Ve por Más señaló que “destacamos que la evolución de la economía será un factor de suma relevancia. De concretarse una recesión técnica (dos trimestres consecutivos de contracciones) a partir del tercer trimestre, Banxico podría tomar con cautela el ciclo de alza en tasas”.

De igual forma, varios analistas esperan que sea hasta la reunión de diciembre, cuando Banxico eleve una vez más en 50% la tasa de referencia, en línea con la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) sobre los fondos federales para un movimiento del Banco Central estadounidense en ese mes son de 48.9%.

Respecto a las elecciones presidenciales de Estados Unidos, el candidato republicano Donald Trump, compite con un discurso antimexicano y proteccionista, lo que para Banxico podría ser una sorpresa si la incertidumbre arremete en los mercados financieros.

En ese sentido, el economista de Santander, Rafael Camarena, señaló que “estamos pensando que si efectivamente el tema electoral en Estados Unidos entre septiembre y octubre pone complicado al peso otra vez, esperamos que haya otro movimiento al alza de Banxico” por lo que coincidió con otros analistas del incremento en la tasa por parte de Banxico.

Finalmente, el analista de la firma británica Capital Economics, Neil Shearing, explicó que “las preocupaciones por una economía lenta significan que, en ausencia de mayores presiones para el peso, los funcionarios podrían resistir elevar las tasas de interés lo más posible”, por lo que los especialistas consultados por Banamex redujeron su pronóstico del Producto Interno Bruto (PIB) de 2.30% a 2.17%.

Con información de Expansión