Protección de datos y derecho al olvido

Desde el enfoque de LFPDPPP podría entenderse como modalidad limitada del derecho de cancelación
 .  (Foto: Getty)

Analizar y discutir en torno al llamado derecho al olvido y sus alcances para una sociedad que vive cambios tecnológicos, que demanda la protección de sus datos personales y requiere la tutela de los mismos, exhortó el Presidente de la Mesa Directiva del Senado de la República, Roberto Gil Zuarth.

Se puede considerar el derecho al olvido como un derecho de las personas físicas a solicitar que se bloquee su información, que se pondera que ha dejado de ser de utilidad por el transcurso del tiempo, mencionó la comisionada presidenta del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), Ximena Puente de la Mora.

Gil Zuarth mencionó que es una posición individual de una persona frente al ordenamiento jurídico, un derecho subjetivo que se opone al Estado o frente otros y que en consecuencia, debe tener ciertas tutelas por parte del Estado.

“Es en realidad la consecuencia de la ponderación entre los derechos a la intimidad, a la privacidad, a la autonomía personal; frente a la libertad de expresión y el derecho a la información. Su contenido esencial versa fundamentalmente de proteger el patrimonio moral de una persona, frente al desarrollo tecnológico”, recalcó el legislador.

En México no existe una regulación específica sobre el mencionado derecho al olvido, sin embargo al analizarlo desde el enfoque de la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de los Particulares podría entenderse como una modalidad limitada del derecho de cancelación u oposición.

Preguntas como esa, dijo Zuarth son convencionales y “llegan en el momento en el cual se está construyendo las nuevas instituciones de la transparencia, de protección de datos personales y la forma en la que las personas interactuamos con el Estado en cuanto al acceso a la información”.

 “La gran discusión que sigue para adelante en nuestro país es justamente, además de consolidar la transparencia y el acceso a la información, es crear un buen cerco institucional para proteger los datos personales y que, en efecto, nuestra sociedad es una sociedad justa que permita segundas oportunidades para todos”, consideró el panista.

Ejemplificó sobre los alcances del llamado derecho al olvido en el ámbito penal, la reinserción social, así como la disponibilidad de los antecedentes penales de una persona y en qué medida el derecho al olvido pueda impedir que tenga una segunda oportunidad.