NOM de combustibles no exige misma calidad en el país

Quienes viven en zonas de alta densidad demográfica contarán con mejor calidad de combustibles
 (Foto: Cuartoscuro)  (Foto: Redacción)

Con la próxima entrada en vigor de la Norma Oficial Mexicana para combustibles, NOM016-CRE-2016, se homologarán y mejorarán los criterios para tres grandes zonas metropolitanas y 11 corredores carreteros, lo que implica que no se ofrecerán combustibles limpios en todo el país

“Lo ideal” hubiera sido homologar los parámetros de las gasolinas y diésel en todo el territorio nacional, pero se reconoce que cada zona tiene su propia calidad y se fijaron cantidades que “sí se pueden cumplir”, explica en entrevista el presidente de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), Guillermo García Alcocer.

La nueva NOM016-CRE-2016 deberá ser de cumplimiento obligatorio a partir del próximo 29 de octubre de 2016. Entre sus principales lineamientos destaca lo siguiente:

1. Las gasolinas que se comercialicen en las zonas metropolitanas del Valle de México (ZMVM), de Guadalajara (ZMG) y de Monterrey (ZMM) deberán de tener un máximo de 30 partes por millón de azufre, mientras que en el resto del país podrían llegar hasta 80 como máximo.

2. En el caso del diésel se exigirán 15 partes por millón de azufre en las tres metrópolis y los 11 corredores carreteros, además de que se permitirán hasta 500 partes por millón en el resto del país.

Los grandes centros de consumo tendrán diésel de bajo azufre -agente contaminante-, pero en zonas rurales por “el viento y las condiciones atmosféricas puede amortiguarse” una mayor cantidad de ese elemento, asegura García Alcocer.

3. Asimismo, se prohibe el uso de etanol para las zonas de mayor densidad poblacional, porque podría ser precursor de ozono, al estar relacionado con condiciones de altura y existencia de viento.

4. Para aromáticos -agente contaminanante- se fijó un máximo de 25% en la ZMVM; mientras que para ZMG y ZMM se permitirá 32% hasta el 31 de diciembre de 2019 y a partir de 2020 deberá bajar a 25%.

Sin embargo, en el resto del país se permitirá 32% de aromáticos en la gasolina premium y para la magna solamente se obliga a informar cuál es el nivel, pero no existe parámetro.

”Estados Unidos tienen un máximo de 35% y la NOM016-CRE-2016 pide 25%. Estamos homologándonos con las mejores prácticas internacionales y en algunos casos -como en aromáticos por la preocupación ambiental y de salud pública- somos más agresivos que California, el estado más estricto de Estados Unidos”, comenta García Alcocer.

5. El octanaje que pide la NOM-016-CRE-2016 para la gasolina premium se reducirá de 92 a  91 grados y para la gasolina regular quedará en 87 grados, como a la fecha.

Como se sabe, el octanaje es una medida que refleja la capacidad de los combustibles par dar mayor potencia a un automóvil y evitar un bajo rendimiento de la gasolina.

“Bajamos un poquito pero nos permite homologarnos con el mercado más grande que nos abastece”, explica el funcionario.

Serias dudas sobre los beneficios

Si bien la nueva NOM-016-CRE-2016 contiene lineamientos que harán competitivas a las gasolinas y al diésel, se mantendrá la deuda histórica del gobierno mexicano al no ofrecer combustibles limpios en todo el país, porque los parámetros son distintos de región a región, comenta en entrevista Gabriela Niño, coordinadora de Política Pública del Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda).

Además, se percibe cierta discriminación para la población, porque solamente quienes viven en zonas de alta densidad demográfica contarán con mejor calidad de combustibles.

Lo que se observa es “mesura para poner reglas en un mercado abierto” de gasolinas, porque pudieron haberse impuesto parámetros más agresivos en casos como el de aromáticos que pudieron bajar a 10% y no quedarse en 25%, comenta Gabriela Niño

Lo anterior abre la puerta para que se puedan importar a nuestro país gasolinas de mala calidad que actualmente no pueden venderse en otras partes del mundo.

Respecto de la distribución de diésel de ultra bajo azufre en todo el territorio nacional, la NOM016-CRE-2016 señala que será a partir del 1 de julio de 2018 cuando el contenido máximo de azufre en este petrolífero sea de 15 partes por millón en el resto del país.

Sin embargo, esta medida constituye un cumplimiento tardío ya que a la fecha existe un retraso de siete años en lo que se refiere a la obligación de Pemex de distribuir dicho combustible en todo México, concluye la experta.