Operaciones de empresa ¿te podrían llevar al fracaso?

Proyectos ambiciosos requieren cambios en la Alta Dirección y área de tecnología
(Foto: Getty Images)
 (Foto: Getty Images)  (Foto: Redacción)

No cuestionar el modelo actual de operación marca la diferencia entre las empresas que fracasan y las que son exitosas, por lo que la sugerencia es invertir en programas de innovación y tecnología para ser más competitivas, de acuerdo con la red global de auditoría y asesoría KPMG.

Hasta hace algunos años, existía la percepción de que este tipo de proyectos solo involucraba a las áreas de Tecnología, sin embargo, la lección es que el objetivo es la transformación del negocio y la tecnología es un vehículo para ejecutar el cambio.

Proyectos de ese estilo requieren el compromiso de la Alta Dirección y el respaldo de todas las áreas del negocio y el apoyo de las Tecnologías de la Información (TI), por ello, KPMG exhorta a las compañías a:

  • optimizar la eficiencia
  • solucionar retos competitivos
  • visualizar oportunidades que otros no han abordado
  • prevenir la obsolescencia tecnológica
  • dispersar riesgos regulatorios o de mercado

Factores del cambio

Un proyecto de transformación no será exitoso si no logra alinear tres factores en torno a la estrategia. Nos referimos a:

Gente: Alinear, comunicar la necesidad del cambio, convencer y entrenar a los colaboradores en torno a la transformación es fundamental, pues estos proyectos suelen cambiar los roles que ellos juegan en una organización e incluso, sus carreras.

Procesos: Son el conjunto de actividades necesarias para realizar una función de negocio. Los nuevos sistemas de información que no modifican procesos difícilmente pueden arrojar resultados.

Tecnología: Es el vehículo que soporta el cambio en una organización. Es vital destacar que la decisión sobre qué tecnología implementará una organización es posterior a la discusión sobre cuál es la visión estratégica de la transformación.