Gasto destinado a combatir corrupción: irrastreable

Organizaciones emiten propuestas de la materia a la SHCP y al Congreso para el Presupuesto 2017
 (Foto: Getty Images)  (Foto: Redacción)

El presupuesto total que se destina al combate a la corrupción es irrastreable ya que no es posible identificar cuántas dependencias ejercen recursos relacionados con esta actividad ni qué parte de su presupuesto va a esta función y en qué se están ejerciendo los recursos, de acuerdo con Ethos, Laboratorio de Políticas Públicas.

El gasto que actualmente da el gobierno federal al combate a la corrupción es de alrededor de 63,067 millones de pesos aprobados para el ejercicio fiscal 2016, considerando ciertas limitantes expuestas de acuerdo con estimaciones de la organización.

Además, no es posible atar este gasto a indicadores de desempeño que muestren los resultados de las dependencias en el combate a la corrupción, indicó el laboratorio en conjunto con el Colectivo por Un Presupuesto Sostenible.

En ese aspecto, el Director General de Ethos, José Luis Chicoma,  declaró que para una mayor rendición de cuentas sobre los recursos que se destinan al combate de la corrupción es necesario darles visibilidad a los ejecutores de gasto.

En una misiva dirigida a la SHCP y al Congreso de la Unión, las organizaciones hicieron algunas propuestas para tomarse en cuenta en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) 2017.

1. La creación de una serie de mecanismos que permitan identificar con precisión quién y en qué se gasta, así como poder evaluar el desempeño del sistema a través de indicadores de resultados.

2. Mayor transparencia y visibilidad a los recursos destinados al combate a la corrupción, dentro del Presupuesto de Egresos. Esto, derivado de los mecanismos de rastreo de dichos recursos tanto para las instituciones que ya han combatido la corrupción, así como las de nueva creación.

3. Si bien se reconoce que el SNA aún no está completo puesto que hay instituciones de gran relevancia que no están constituidas aún. No obstante, se requiere que dentro del PPEF, se definan los mecanismos de asignación de los recursos para las nuevas instituciones, así como los tiempos y el origen de los mismos.  

4. Con el fin de identificar los mejores mecanismos para conseguir los objetivos descritos, sería pertinente establecer una mesa de diálogo entre la sociedad civil interesada en conjunto con la SHCP y así, refrendar el compromiso que tenemos para conseguir unas finanzas públicas sanas.

La Directora del Área de Desarrollo Económico y Social de Ethos, Liliana Alvarado comentó que el Ejecutivo y Legislativo Federal deben refrendar su compromiso por la implementación del SNA, al promover una correcta asignación de recursos y la existencia de mecanismos de monitoreo del gasto.