Cibercrimen captó 288,000 mdd en 2015

A escala global, el 36% de las empresas reportó que se vieron afectadas por este delito
 (Foto: Getty Images)  (Foto: Redacción)

En 2015 el cibercrimen representó 288,000 millones de dólares (mdd) en  dinero captado por los delincuentes, lo que califica al robo de identidad es el delito por excelencia del siglo XXI y la piedra fundacional del cibercrimen, informó el director general de Cómputo y de Tecnologías de Información y Comunicación de la UNAM, Fabián Romo.

Est actividad impacta directamente a las personas, organizaciones, los sistemas y servicios con el que se explotan las debilidades del usuario en el cuidado de la información.

A escala global, el 36% de las empresas reportó que se vieron afectadas por este delito, lo cual implica un riesgo en materia de seguridad cuyo crecimiento es de más del 37% en el último año que afectó económicamente al mundo, por debajo del robo de propiedades, bienes o activos, y actividades relacionadas con la corrupción, el fraude y el lavado de dinero.

El 90% de los casos de robo de identidad se relacionan con la recepción de un correo electrónico en que se solicita actualizar los datos y contraseñas; en ese sentido, en México se calcula que el 80% de la población económicamente activa en Internet fue atacada en su identidad.

Por su parte, la integrante de la de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Acatlán, Alejandra Morán Espinosa, apuntó que México ocupó el sexto lugar mundial de ataques cibernéticos en tiempo real y en la “deep web o red oscura” registró ser 30 veces mayor.

De los 15 países con mayores problemas en materia de la aplicación de la ley contra el ciberdelito, México se ubica en el octavo lugar, pues en 2015, representó 288,000 mdd en ganancias para los delincuentes afectando las áreas financiera, gubernamental, ventas al menudeo y transportes.

Finalmente, se recordó a los usuarios de incrementar los niveles de seguridad básico como lo es cambiar las contraseñas en cuentas de correo electrónico y sistemas bancarios; no compartir datos personales; verificar la validez de sitios y servicios que se visitan en la red y hacer conexiones seguras.