SNA ¿piedra angular para el combate a la corrupción?

La rendición de cuentas requiere de un enfoque sistémico entre empresarios, dependencias y particulares involucrados
 (Foto: Comunicado)  (Foto: Redacción)

Primeramente con la Ley General del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) se estructuraron los fundamentos jurídicos que lo regulará, por ello, el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) José Ángel Gurría Treviño, sostuvo que esta es la “arquitectura para fortalecer la integridad y combatir la corrupción en México de manera decidida, ahora la tenemos que hacer funcionar".

Durante la presentación de la investigación denominada “Sistema Nacional de Fiscalización en México. Fortaleciendo la rendición de cuentas para el buen gobierno”, el funcionario señaló que existe una percepción de que ésta es una de las grandes necesidades que tiene el país para el desarrollo de la transparencia, la integridad y la lucha contra la corrupción.

Además, la presidenta de la International Chamber of Commerce México (ICC México), Maria Fernanda Garza Merodio y el Subsecretario de Responsabilidades Administrativas y Contrataciones Públicas y Encargado de Despacho de la Secretaría de la Función Pública (SFP) firmaron un Convenio de Colaboración para fortalecer y fomentar entre las empresas del ICC el combate a la corrupción, lo cual denota un momento decisivo para el país.

En ese sentido, la OCDE señaló unas áreas susceptibles de mejora en sus principales actores:

  • Aprovechar las áreas de oportunidad estratégica con el cual se podría evitar duplicidad e tareas y fortalecimiento de los mandatos actuales
  • El Sistema Nacional de Fiscalización (SNF) puede “puede tomar la iniciativa para llenar algunas `lagunas´ legales, políticas y de implementación, sobre todo en la independencia y la capacidad de las entidades de fiscalización subnacionales en México” sobre el destino de los recursos designados
  • Implicar necesariamente a otros actores como el Congreso y la sociedad civil para la rendición de cuentas y la transparencia, pues la ASF “es un actor clave en esta nueva etapa a favor de la integridad (…) y México no necesita crear un Consejo Fiscal, como recomienda el Fondo Monetario Internacional (FMI), pues ya cuenta con mecanismos en la materia para poder controlar la deuda pública y los déficits”.

Igualmente, en el convenio particular con México se estableció el compromiso de:

  • promover mejores prácticas en la Administración Pública Federal
  • combatir la corrupción en los procedimientos de contrataciones públicas, concesiones, permisos y licencias
  • prevenir las situaciones de conflictos de interés
  • fortalecer los medios de denuncia
  • fomentar la transparencia y rendición de cuentas, e
  • impulsar las contrataciones abiertas

Paralelamente a lo anterior, las elecciones presidenciales de Norte América representan un riesgo para la economía, “los discursos anti libre comercio son un problema más generalizado e importante que se ha dicho en estos comicios”; mientras que la globalización está perdiendo la batalla ante la opinión pública por la falta de comunicación sobre la importancia y la relación personal con cada política de cada país.

Finalmente, Garza comentó que “para que el Sistema Nacional Anticorrupción logre su propósito de erradicar la corrupción que tanto lastima a nuestro país, debemos trabajar en conjunto -sociedad, empresas y gobierno- para afrontar los retos de su implementación y empezar a mostrar avances certeros y concretos en la lucha contra la impunidad y la falta del Estado de Derecho”.