AL podrían tener una contracción económica

Según la Cepal la región podría tener una baja del 0.9% en este año
 (Foto: Getty Images)  (Foto: Redacción)

Las cifras de crecimiento económico para América Latina y el Caribe podría tener una contracción del 0.9% en este año; mientras que para 2017 se prevé un repunte en la dinámica cuyo crecimiento alcanzaría el 1.5%, informó la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

En el caso de las proyecciones de 2017, se espera que el entorno global sea “más auspicioso que el de 2015 y 2016”; el costo de las materias primas evidenciarían las mejoras respecto a los niveles del año en curso y el crecimiento de los socios comerciales se eleve entre los países de la región.

Sin embargo, “al igual que en 2016, durante 2017 la dinámica del crecimiento mostrará marcadas diferenciadas entre países y subregiones. Las economías de América del Sur, especializadas en la producción de bienes primarios, en especial petróleo, minerales y alimentos,  registrarán un crecimiento promedio de 1.1% el próximo año”.

Para las economías de Centroamérica se espera una tasa de incremento al 4% para 2017 (sobre el 3.7% de este año). “Si se toma Centroamérica más México las proyecciones son de 2.5% en 2016 y 2.6% para 2017”; mientras que en el Caribe lograría un 1.4% para el próximo año y para 2017 podría contrastar positivamente con una contracción de 0.3% en este año.

Según el organismo, para sostener el crecimiento esperado, se requiere dinamizar la inversión e incrementar la productividad, involucrando la inversión sobre la infraestructura y en innovación tecnológica; al tiempo de que protejan los avances sociales mediante la implementación de políticas que procuren las finanzas públicas considerando el impacto a las condiciones sociales.

Finalmente, en el temas de la contracción económica, la Cepal consideró que “la región necesita un cambio estructural progresivo con un gran impulso ambiental que promueva un desarrollo basado en la igualdad y la sostenibilidad ambiental, con políticas de inversiones públicas y privadas coordinadas en distintas áreas para redefinir los patrones energéticos, de producción y consumo, basados en el aprendizaje y la innovación” con lo cual se avanzará en el cumplimiento de los “Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030”.