Economía nacional con obstáculos cercanos

El IMEF prevé una baja en el sector industrial y la moderación del dinamismo del mercado interno.
(Foto: iStock)
 (Foto: iStock)  (Foto: Redacción)

México (Notimex).- El entorno actual se distingue por condiciones de incertidumbre y riesgos en los frentes interno y externo, lo que podría obstaculizar un eventual fortalecimiento del ritmo de expansión de la actividad económica en los próximos meses, estimó el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).

Con base en su Indicador IMEF del Entorno Empresarial Mexicano (IIEEM) de octubre de 2016, se estima un moderado dinamismo de la actividad económica con base en el retroceso observado del Índice Manufacturero y la estabilidad que por varios meses mantiene el Índice No manufacturero.

En su reporte mensual, el organismo informó que en octubre pasado el Indicador IMEF Manufacturero retrocedió 0.5 puntos al ubicarse en 50.7 unidades.

Señaló que la disminución contrastó con las alzas de 0.8 puntos de agosto y 1.2 puntos de septiembre, y pone en entredicho la mejoría que parecía anticiparse. La serie-tendencia ciclo aumentó 0.2 puntos, ubicándose en 50.4 unidades.

Comentó que después de dos alzas previas y de haber superado el umbral de los 50 puntos, se anticipaba un posible fortalecimiento de la actividad económica.

Sin embargo, precisó, el regreso del indicador en octubre “nos hace prever un continuado crecimiento mediocre de la economía”.

Ajustado por tamaño de empresa, el indicador se redujo 2.2 puntos al ubicarse en 49.8 unidades, lo que sugiere una mejoría relativa del desempeño de las empresas pequeñas, precisó.

En su evaluación sobre la coyuntura, el Comité Técnico del Indicador IMEF destacó la debilidad de la actividad económica, en especial del sector industrial y la moderación del dinamismo del mercado interno.

También refirió la afectación resultante de la debilidad del entorno externo, en particular el estancamiento del sector manufacturero de Estados Unidos y el desfavorable desempeño de las exportaciones de ese país, a consecuencia de una demanda mundial contraída y de la fortaleza del dólar.

Por su parte, el crecimiento anual del Producto Interno Bruto (PIB), de 2.0% en el tercer trimestre del año, de acuerdo con información preliminar del INEGI, fue el menor en nueve trimestres.

Aunque en su comparativo trimestral ajustado por estacionalidad aumentó en 1%, el alza se dio luego de que cayó 0.2% el trimestre anterior, acotó el organismo de profesionistas.

Asimismo, alertó que persiste incertidumbre y factores importantes de riesgo, como el eventual desenlace del proceso electoral en Estados Unidos y la proximidad de la revisión de la política monetaria de la Reserva Federal, que podría materializarse en diciembre con una nueva alza a la tasa de los fondos federales.

Internamente generan inquietud el ajuste de las finanzas públicas, su impacto en la inversión pública, así como los bajos niveles de confianza de los empresarios y consumidores, y el elevado déficit de la cuenta corriente y su financiamiento, añadió.