Suben los tarjetazos en el país

La facilidad de otorgamiento y su uso se elevó proporcionalmente debido al bajo crecimiento salarial de los trabajadores
.
 .  (Foto: Getty)

Por Yussel González

Los mexicanos incrementaron el uso de las tarjetas de crédito en lo que va de 2016, lo que soportó parte del consumo sobre los motores más importantes de la economía, debido a la facilidad de otorgamiento y su uso de mayor concurrencia, informó BBVA Bancomer.

En un reporte de la institución explicó que "por un lado, el crecimiento en el saldo pudiera deberse a un incremento en la emisión de tarjetas por parte de los bancos y a un mayor uso por parte de los tarjetahabientes”.

En ese sentido, las cifras del Banco de México (Banxico) apuntaron que el saldo en las tarjetas de crédito aumentó 7.7% anual en agosto de este año tras haber avanzado 7.6% en julio para sumar 322,477 millones de pesos (mdp); mientras que la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) apuntó que en agosto pasado, el número de tarjetas fue de 23.6 mdp frente a los 22.5 millones de plásticos del mismo periodo de 2015.

Lo que derivó “una mayor demanda de crédito asociada a algunos datos positivos de consumo interno”. Así, algunos de los indicadores del consumo continúan mostrando fortaleza: las ventas iguales de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) aumentaron 1.7% en agosto y 5.6% en septiembre; y al mismo tiempo, las ventas minoristas de Walmart crecieron 3.8% en agosto y 6.1% en septiembre.

Por su parte, el economista para México Bank of America Merrill Lynch, Carlos Capistrán explicó que “la baja inflación, las bajas tasas de interés y la depreciación del peso son los factores de fondo que explican el buen desempeño del consumo” disminuyendo la compra de mercancías importadas y el incremento del monto de las remesas; mientras que otros componentes tuvieron crecimiento más moderado.

En ese sentido, los créditos de nómina avanzaron 18.7% en agosto respecto al 20.7% cifrado en julio; los préstamos personales crecieron 19.5% comparado con el 20.1% en el mes previo.

“Es posible que la moderación en el crédito de nómina y de créditos personales sea consecuencia de un menor crecimiento en el salario real de los trabajadores formales (IMSS), así como de una menor confianza por parte de los consumidores”.

Con información de Expansión