No todo es negro para la economía de México

Mucho se especula con las finanzas del país; sin embargo, no se consideran los beneficios de la actual política económica: especialistas
 (Foto: iStock)  (Foto: Redacción)

Por Miryam López

En los últimos seis años la economía creció un 2.6% comparado con Brasil, por lo que la política económica “ha sido positiva” puesto que el incremento del IVA, la producción petrolera y la inflación tuvieron cifras razonables, y en consecuencia, “se espera un crecimiento del 1.8% por el riesgo de EU”, señaló el jefe del JP Morgan México, Gabriel Lozano.

El especialista explicó que el tipo de cambio (TDC) “no es tan influenciable pese al crecimiento económico del país; sin embargo las expectativas se ven estables”, así el valor de la divisa para el próximo 2017 será del 21.80 pesos.

Así, la economía americana se espera que crezca entre 1.5% y 2.5% con la entrada de China a la Organización Mundial de Comercio con lo que México se “ha beneficiado” al ser los dos países principales que proveen a EU.

Si se cierra las fronteras, “no sería un shock, sino el shock más importante que hemos tenido en los últimos años es que China se volvió ultracompetitivo creciendo en 4% o 5% de manera sostenida”.

“Existe un dato interesante sobre el peso, pero tiene q ver con la cobertura (…) un inversionista o un operador en el mercado cambiario no cubre un riesgo con el peso chileno o colombiano, se cubre con el peso mexicano porque es mucho más líquido, es más fácil hacerlo a cualquier hora del día. Así si son las cuatro de la mañana y ya abrió Europa y la situación en Brasil se está viendo mal, entonces yo cubro parte de mi preocupación en el mercado cambiario yéndome corto en pesos mexicanos, esto se hace en EU, Europa y Sudamérica", explicó el especialista durante la presentación de la encuesta de “Compensación por la Industria Willis Towers Watson”.

Con lo anterior, se puede deducir que la depreciación sobre el movimiento del peso mexicano es más violenta y no necesariamente representa las “condiciones fundamentales de un país, sino más bien las condiciones de liquidez o la falta de liquidez de los mercados globales”; sin embargo, se debe de enviar un mensaje de que las condiciones en México “son buenas”.

En relación con la inflación baja del país, con la implementación de las nuevas reformas estructurales “antes, el movimiento del TDC iba muy de la mano con la inflación, ahora el TDC se disparó y la inflación se vino para abajo”.

"México está teniendo una balance importante en finanzas públicas, que si lo trasladamos a un escenario personal, es lo que uno busca, tener cuentas claras", sentenció.