1.6 millones de empresas son víctimas de delitos

Las compañías consideradas como grandes fueron víctima del delito en 61%, 59.9% de las medianas
 (Foto: CuartoOscuro)  (Foto: Redacción)

Un total de 1.6 millones de empresas (35.5%) mexicanas fueron víctima de algún delito durante 2015, es decir,  1.9% más que en 2013, cuando se registró el 33.6% en la Encuesta Nacional de Victimización de Empresas (ENVE) 2016 del INEGI.

Se estima que en 2015 se cometieron aproximadamente 4 millones de delitos, es decir 2.5 ilícitos por empresa.

De igual forma, estos crímenes al sector privado ascienden a 90.3%, en los cuales no hubo denuncia o no se inició averiguación previa o carpeta de investigación, es decir de 4 millones, no se denunciaron 3.6 millones. Esta cifra resulta ser estadísticamente superior al 88.1% estimado para 2013.

Por sector económico, se estima que el 40.7% pertenecen a comercio, 31.7% de Industria y 30.4% del Servicios.

Y por tamaño de las Unidades económicas, las consideradas grandes fueron víctima del delito en 61%, 59.9% de las medianas, 49.9% de las pequeñas y 34.7% de las micros.

El delito con mayor incidencia sigue siendo el Robo o asalto de mercancía, dinero, insumos o bienes, mismo que, además, presentó un incremento de 28.7% con respecto de 2013.

La extorsión, por su parte, ha superado al robo hormiga como el segundo delito con mayor incidencia al presentar un incremento de 34.3% con respecto del nivel estimado para 2013.

El costo promedio del delito por unidad económica en 2015 fue de 57,779 pesos mientras que en 2013 fue de 55,738 pesos.

En las unidades económicas  grandes se presentó una reducción de 22.8% al pasar de 1.8 millones a 1.4 millones de pesos; por su parte, las Unidades económicas  pequeñas registraron un incremento de 43.9% respecto de 2013, al pasar de 158,000 a casi 228,000 pesos por unidad económica.

La ENVE estima que, a nivel nacional, el 57.4% de las unidades económicas  considera a la Inseguridad y delincuencia como el problema más importante que les afecta, seguido del bajo poder adquisitivo de la población con 39.2%, y la falta de apoyos del gobierno con 33.5%.

En 2016, el 70.2% de las unidades económicas  manifiesta que la entidad federativa en la que operan es insegura, cifra estadísticamente equivalente al 70% estimado para 2014.