Economía disruptiva: qué es y cómo sacarle jugo

Vivimos una transición de las economías del conocimiento y colaborativas; las cuales hacen las cosas diferentes
 -  (Foto: Redacción)

Lic. Tonatiuh Salinas Muñoz, director  adjunto de banca emprendedora de Nacional Financiera

Clayton M. Christensen en su libro “el dilema del innovador”, define a la innovación disruptiva como la generada por una tecnología (en forma de productos y servicios) que inicialmente no supera las prestaciones que la mayoría de los usuarios han valorado históricamente, mientras que posee, al mismo tiempo, nuevos atributos deseados por el mercado. Dando un paso más, extendiendo el ámbito de aplicación del término disruptivo, se puede considerar la economía en su conjunto como objeto mismo de la disrupción.

La disrupción es un fenómeno que envejece con las propias empresas y que desaparece por obsolescencia del modelo de negocio o de las tecnologías subyacentes.

Lo interesante de la economía disruptiva son sus resultados, pues impactan en la sociedad al generar empleo de calidad, un crecimiento constante en las empresas, la transformación de otras y la atracción de nuevas inversiones.

Si bien México es la economía 15 en el mundo –gracias al Tratado de Libre Comercio (TLC) está muy posesionado en las importaciones, exportaciones y en la atracción directa de la inversión–, existen aspectos que debemos atender, según los ciudadanos y empresas en general.

A pesar de que existen preocupaciones para los empresarios –el tipo de cambio y el futuro del TLC– tenemos dos caminos: sentarnos a ver qué sucede o difundir al exterior lo que somos los mexicanos. Debemos aprovechar la coyuntura que se presenta en cada país solo una vez en su historia, el bono demográfico; los expertos en competitividad dicen que México es competitivo por el bono demográfico, por los jóvenes. Debemos entenderlos como agentes económicos.

Según proyecciones, a partir de 2019 como nación comenzaremos a envejecer. Nuestro reto es hacer con la generación de los millennials una economía suficientemente fuerte y amplia para poder abastecer de soluciones económicas a toda la población o una tan eficiente con la que podamos hacer más con menos mexicanos.

Existen estados como Guanajuato, Aguascalientes y San Luis
Potosí, que han logrado un buen crecimiento, y en los que podríamos alcanzar un ritmo económico como el chino. Para ello la banca de desarrollo se ha propuesto crear ese escenario en las empresas.

Pensar en negocios que se puedan establecer en nuestro país, para ello se deben conocer las tendencias en los hábitos de la gente. La tendencia es la salud: comer bien, hacer ejercicio, invierten el 14 % de su ingreso en este rubro.

Una idea de negocio, es el tradicional, por ejemplo una ferretería bien puesta, bien surtida, con una buena localización y atención será un buen negocio.

Otro nicho pueden ser los negocios de solución porque tenemos diariamente muchos problemas que solucionar. Por ejemplo el de unas personas que crearon una pulsera que monitorea la presión cardíaca de personas mayores, y lanza un aviso a los familiares, e incluso les manda una ambulancia para que reciban atención médica de necesitarla.

También existe el caso de unos jóvenes de Guadalajara que desarrollaron una plataforma para la prestación de servicios varios (de plomería, cerrajeros, carpinteros, etc.), en donde como usuario, contratas gente certificada y de confianza, además de pagar desde tu celular, y en caso duda te la resuelven. Aquí le están dando viabilidad económica a 600 personas.

Como se observa oportunidades de negocio existen, solo se tiene que ser disruptivo, y hacer uso, si se desea de los financiamientos ofrecidos por Nacional Financiera, como los que se detallan a continuación:

  • Programa de incubación en línea, el monto de financiamiento está entre $50,000 y hasta $150,000. Con una tasa anual fija del 9.9 %
  • Programa de incubación presencial, el monto de crédito está entre $150,000 y hasta $500,000. Financia hasta el 80 % del proyecto, con una tasa anual fija del 9.9 %. El plazo de pago es hasta cuatro años
  • Crédito para crecer, prestan hasta $300,000 a una tasa fija del 9.9 % anual. El plazo de financiamiento es de hasta 36 meses, y
  • Pyme Joven, ideal para empresas que necesitan financiamiento para crecer. Otorgan hasta 2.5 millones de pesos a una tasa anual de interés del 9.9 %, y del 9.5 % si el préstamo es mayor a un millón de pesos. Se tienen cinco años para pagar