Formación digital en Pymes y su Impacto en la Economía

México tiene un buen desempeño económico y no proporciona un creciente nivel de vida a su capital humano
 (Foto: IDC)  (Foto: Redacción)

Lic. Ana Baños Villar, directora de consultoría en Gin group

La competitividad puede considerarse como el grado en que las empresas de un país tienen éxito en el mercado global, en tanto que sus colaboradores disfrutan de un estándar alto de beneficios y un creciente nivel de vida.

Para lograrlo, las corporaciones deben buscar reducir costos; sostener y elevar el estatus social y económico de los trabajadores; aumentar el talento y atraer mayor número de capitales.

Sin embargo la productividad en México no ha tenido suficiente dinamismo, pues la economía ha decrecido en los últimos años a una tasa promedio anual de 0.7%.


Los factores de tipo estructural son los que ocasionan más problemas al ambiente de negocios para los empresarios mexicanos. Por ejemplo la ineficiencia gubernamental; la corrupción; la infraestructura; las regulaciones laborales restrictivas, las contribuciones fiscales; el acceso a crédito; el crimen; la fuerza laboral poco equipada; la inestabilidad política; la baja ética en el trabajo; la inflación; la regulación cambiaria; el sistema de salud, entre otros.

Existen también algunos elementos con impacto negativo en la economía nacional como el crecimiento anual del Producto Interno Bruto (PIB), el cual es bajo a pesar de que el 60 % de la población es económicamente activa; la reducción de la economía de China; la caída de los precios del petróleo; la instrumentación de las reformas estructurales; el tipo de cambio del peso frente al dólar, así como el rediseño del mapa político mexicano y de los Estados Unidos de América.

Por lo anterior se puede afirmar que el magro aumento de la economía en las últimas décadas, ha sido insuficiente para mejorar las condiciones de la fuerza de trabajo, porque  aun cuando el personal labore amplias jornadas, estas no generan los estándares de productividad que se alcanzan en otros países, especialmente en Europa.

Una de las alternativas para abatir este problema es que con una mejor administración del personal y una adecuada capacitación, se eleve la calidad de los servicios; y con ello generar los ingresos requeridos para incentivar financieramente a sus subordinados.

La profesionalización y sistematización de la capacitación aunada a la subcontratación de personal permite mejorar las negociaciones con los proveedores y dar soluciones a la medida de las necesidades de los corporativos.

Si bien la instrucción que las empresas otorguen a sus colaboradores puede ser presencial o en línea, cualquiera que sea el caso, debe enfocarse en buscar cursos de acuerdo con sus requerimientos. De ahí que el propósito en este campo debe ser tener el talento indispensable para lograr las metas que cada compañía se fije.

El e-learning (aprendizaje vía electrónica por Internet) tiene un impacto directo en la optimización de los procesos de trabajo y las utilidades, porque genera ahorros económicos y de tiempo. Cabe destacar que un gran número de los consorcios norteamericanos emplean este esquema.

Los beneficios financieros que se obtienen bajo la modalidad de la capacitación on line permite que las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipyme) y sus trabajadores tengan acceso a ella, y así contar con subordinados sujetos a un desarrollo continuo y con ello obtener los índices de productividad deseados. 

Por lo señalado se llegan a las siguientes conclusiones:

  • impulsar a las Mipymes y emprendedores, a través de la formación del factor humano, ya que es una vía para el rápido crecimiento de las economías
  • profesionalizar y sistematizar la capacitación alineada con los objetivos de los centros de labores, impacta de manera contundente en el incremento de la productividad
  • instruir a grandes grupos de empleados es indispensable para enfrentar los retos que diariamente se presentan, con mayoría de razón si se considera que México es un país de jóvenes, y
  • utilizar las herramientas tecnológicas es una buena alternativa de mejoramiento de las capacidades y habilidades del personal y de obtener ahorros para las corporaciones