¿Nuevo marco normativo por contaminación a Mipymes?

El comercio y los servicios son el segundo consumidor de agua después de actividad agropecuaria
 (Foto: Getty Images)  (Foto: Redacción)

Se requiere un marco normativo que genere otra perspectiva en la conservación ecológica de Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Mipymes), ya que en nuestro país es difícil que estas sociedades mercantiles prevengan cambios ambientales, debido a que poseen una escasa o nula cultura ecológica y los efectos de instrumentos de la política ambiental son poco perceptibles.

Por ese motivo, el diputado Rafael Méndez Salas impulsa una iniciativa que reforma la Ley para el Desarrollo de la Competitividad de la MiPyme, para que programas sectoriales contengan estrategias, criterios, mecanismos y procedimientos que fomenten la preservación y restauración del equilibrio ecológico y la protección al ambiente dentro de las actividades productivas de estas compañías.

Resaltó que organizaciones ecologistas internacionales como Greenpeace, aseguran que durante los últimos años México transitó hacia un deterioro ambiental acelerado al favorecer a la inversión privada.

Explicó que la reforma tiene el objetivo de reforzar el marco regulatorio en cuanto a la preservación y restauración ecológica, así como introducir la dimensión ambiental en la elaboración de programas sectoriales, tomando en cuenta la viabilidad, productividad, competitividad y sustentabilidad de las Mipymes, a fin de generar un cambio en la perspectiva de conservación ecológica.

Detalló que este sector no cuenta con la normatividad o regulación necesaria para la preservación y restauración del equilibrio ecológico ni para la protección al ambiente dentro del contexto productivo nacional.

Destacó que otros sectores, como el comercio y los servicios, contribuyen con una tercera parte de gases productores de efecto invernadero; son el segundo consumidor de agua, después de la agricultura, y contribuyen al deterioro de la calidad del aire. En tanto, la industria genera 88 % de residuos peligrosos emitidos en forma sólida o líquida como descargas residuales.

Comentó que México cuenta con más de 40 años de experiencia en materia de legislación ambiental, considerando la primera Ley Federal para prevenir y controlar la Contaminación Ambiental, en 1971.