IMCP respalda acuerdo presidencial

El organismo coincidió con diversos puntos con el gobierno federal respecto a la economía familiar
 (Foto: Gettyimages)  (Foto: Redacción)

México (Notimex).- El Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP) respaldó el “Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar” y se comprometió a vigilar que sus objetivos se cumplan.

Ante la complejidad de las condiciones internacionales y su repercusión en México, el presidente del IMCP, José Luis García Ramírez, coincidió con el gobierno sobre la importancia de implementar y fortalecer las medidas que contribuyan a la estabilidad económica y social del país, así como promover la inversión, generar nuevos empleos con mayores ingresos y bienestar.

La postura de esta organización sobre el acuerdo gubernamental con el sector empresarial y laboral es  “mantener la estabilidad macroeconómica, en un entorno global de bajo crecimiento e incertidumbre (…) así como continuar con la instrumentación de las reformas estructurales ya que beneficios son de carácter transexenal y se requiere continuidad”.

Respecto a la vigencia del Estado de Derecho estuvo de acuerdo en que se deben mejorar las condiciones de seguridad pública, por lo que condenó enérgicamente la violencia, el vandalismo y cualquier manifestación que atente al estado y la convivencia pacífica en el país.

Explicó que se tiene la necesidad de transformar los acuerdos suscritos en políticas públicas concretas y medibles, así como establecer un mecanismo viable de repatriación de capitales y fomentar programas específicos de promoción de productividad en las pequeñas y medianas empresas (Pymes), así como programas de financiamiento y medidas fiscales que fomenten la inversión y el empleo mediante la definición de un esquema de deducción inmediata y que se permita la deducibilidad al 100 % de las prestaciones sociales.

Con ello, estimó que el fortalecimiento del mercado interno tendrá un impacto en la economía.

En torno a la corrupción señaló que “es un complejo fenómeno social, político y económico que afecta a todos los países y México no es la excepción; este delito ha contribuido a profundizar la desigualdad social y ha minado la confianza en las instituciones del país” por lo que es trascendente la suma de esfuerzos de la sociedad para acelerar su combate con apoyo en el Sistema Nacional Anticorrupción.