Medidas de Peña, ¿detendrán a Trump?

Economistas enlistan lecciones y propuestas que México debe tomar en cuenta para enfrentar debilitamiento
 (Foto: Presidencia)  (Foto: Redacción)

Por Estefanía Camacho

Las acciones que anunció el presidente Enrique Peña Nieto, para el fortalecimiento económico y la protección de la economía familiar, ¿serán suficientes para contrarrestar el impacto del alza de precios a las gasolinas, y enfrentar otros factores importantes como el tipo de cambio, y las medidas proteccionistas en comercio exterior que reveló el mandatario de Estados Unidos, Donald Trump?.

Ya lo dijo el premio Nobel de Economía de 2001, Joseph Stiglitz: el país debe reconocer que debe diversificar y crear otro tipo de acuerdos comerciales con sus socios en América Latina.

Así también, economistas mexicanos reconocieron que, a pesar de la breve experiencia que lleva el país en lidiar con la nueva administración de Estados Unidos, ya hay algunas lecciones de las que México puede tomar nota, así como propuestas para alcanzar una economía más incluyente frente al débil desempeño económico.

“Todos los indicadores apuntan que las medidas de política económica comerciales y de inversión que está tomando Trump sí están afectando a una economía extremadamente dependiente de Estados Unidos. El modelo de desarrollo económico del país está exageradamente centrado en el desempeño de la economía estadounidense”, consideró el economista Enrique Pino Hidalgo, especialista en economía internacional y arquitectura financiera de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

Asimismo, el analista compartió que las lecciones rescatadas por la “experiencia traumática”  de México con el nuevo gobierno estadounidense son:

1.- México necesita diversificar: buscar variedad amplia de socios comerciales en el mundo

2.- México debe reorientar su estrategia de desarrollo económico: combinar y encontrar un sano equilibrio entre el mercado interno y las exportaciones, pues una no niega la otra.

  •  Para poder impulsar el mercado interno hay dos medidas que son estratégicas:
    •  mejorar la competitividad del país en su marco sistemático
      • mejorar infraestructura de comunicaciones
      • mejorar la educación técnica y básica
  • Lanzar un programa masivo que difunda la cultura empresarial que permita una nueva política de fomento industrial centrada en el país.

Peña Nieto presumió durante el relanzamiento del sello "Hecho en México", que en “solo 3 décadas”, México pasó de exportar materias primas y petróleo, a exportar productos de alta manufactura. Destacó que el país es el primer exportador de manufacturas de media y alta tecnología de América Latina, como porcentaje del PIB y el tercero del G-20, sólo detrás de Corea del Sur y Alemania.

Sin embargo, ante los nuevos retos que enfrenta la economía, Pino Hidalgo, mencionó que también México tiene una mayor capacidad de una promoción muy intensa de sus exportaciones manufactureras.

"Puede además encontrar una ampliación de sus mercados que generen mayores ingresos y divisas, que permitiría al país una segunda condición que sería hacer funcionar estos nuevos acuerdos comerciales para relanzar el mercado interno y mejorar, incluso, sustantivamente el nivel de los salarios", explicó el también experto en financiamiento y microbanca social y Pymes en México.

Aunado a esto, la Federación de Colegios de Economistas de la República Mexicana lanzó un posicionamiento macroeconómico que incluye 10 propuestas entre las que destacan.

1.- Unidad nacional: analizar qué se está haciendo en materia de política industrial en nuestro país y redefinir las cadenas de valor que permitan volver a generar economía desde adentro.

2.- Aceleramiento de inversiones públicas y privadas en infraestructura con transparencia

3.- Capitalizar las utilidades de la banca de desarrollo y fondos de fomento para el apoyo a la planta productiva, dando preferencia a la modernización de la misma, a través de los intermediarios financieros en México.

4.- Desarrollo tecnológico y de investigación: México es uno de los tres países con menor gasto en desarrollo tecnológico, según el Foro Económico Mundial representa menos de 0.5% del PIB.

5.- Aprobar de inmediato la deducibilidad al 100% de las prestaciones laborales a fin de fortalecer la economía familiar, también ayudará a disminuir los índices de informalidad del país. Esto, para impulsar la economía familiar.

6.- Inclusión de mujeres en la actividad económica es un factor importante y necesario, reduciendo las brechas de género en materia de participación en el mercado laboral, el PIB per cápita podría aumentar significativamente en 17%, según datos de Hacienda.

7.- Sanear finanzas públicas: Evitar que la deuda aumente, que el IESPS sea etiquetado hacía gasto de inversión y en el desarrollo de energías alternas, evaluación de los programas presupuestarios, mejorar técnicas presupuestales y reducir aportaciones a partidos políticos y número de legisladores plurinominales (que actualmente nos convierten en el 5º país con más congresistas en el mundo y el primero en América Latina).

8.- Combate a la corrupción e inseguridad