La hipoteca puede traer ganancias

Si piensas adquirir un inmueble, a largo plazo puede tener rendimientos por el 6.6% del valor total en la CDMX
 (Foto: iStock)  (Foto: Redacción)

Por Samantha Álvarez

Analiza, compra, espera… y vende. Esta es la estrategia de inversión si quieres adquirir un inmueble y obtener ganancias a largo plazo, pues los rendimientos dependerán de la plusvalía que la vivienda o el terreno adquieran con el tiempo, lo que se definirá por la ubicación, las vías de acceso, las mejoras del gobierno y los desarrollos que se levanten alrededor (centros comerciales, escuelas y hospitales).

La idea es adquirir un crédito de 15 o 20 años, utilizando tu ahorro acumulado en tu subcuenta de vivienda más un crédito bancario y luego “alquilarlo de manera que puedas cubrir el pago mensual de la hipoteca y, al cabo del ciclo de la deuda, ejercer la venta del inmueble”, señaló el especialista de Propiedades.com, Leonardo González.

Un buen inquilino será un candidato potencial para adquirir el inmueble; según el índice Inmuebles24, la rentabilidad anual que obtiene una persona por rentar su departamento en la Ciudad de México es de 6.6% del total del inmueble.

Por ejemplo, en octubre pasado la delegación Cuauhtémoc fue la que registró mayor rentabilidad (8.5%), seguida de Coyoacán (7.4%) y Miguel Hidalgo (7.1%).

En ese sentido, el director comercial de SOC Asesores Hipotecarios, Manuel Gómez-Haro, explicó que comprar inmuebles en zonas turísticas también es buena opción, pues en Playa del Carmen, Cancún, Los Cabos y Puerto Vallarta pueden encontrarse departamentos y casas de entre 2 y 4 millones de pesos (mdp).

“Por una casa de 2.5 mdp en Playa del Carmen, se paga una hipoteca de 21,000 mensuales. La renta de la casa en temporada vacacional puede ser de hasta 2,000 pesos por día. Conseguir inquilinos extranjeros a través de Airbnb es una vía para tenerla siempre habitada”.

Sugerencias de los expertos a considerar

El producto financiero.- La asesora patrimonial, Isabel González, comentó que la deuda hipotecaria no debe superar el 60% de tu ingreso; y elegir una tasa de interés fija. Es importante revisar el Costo Anual Total (CAT), porque éste incluye el precio de los seguros y las comisiones, así como preguntar de las penalizaciones por pagos adelantados.

Caza ofertas.- Si adquieres el inmueble antes de que esté construido, puedes correr el riesgo de que no se concluya el proyecto, pero tendrías la ventaja de comprarlo a un precio mucho más barato, por lo que te debes de asegurar de que sea un constructor de confianza, realice al mismo tiempo otros proyectos y pregunta por su currículum.

La zona.- La rentabilidad es el tiempo que lleva recuperar la inversión inicial de la propiedad; por ejemplo, si compraste un departamento de 2 mdp y la zona tiene una plusvalía promedio de 10% anual por lo que en 10 años se recupera la inversión.

La Renta.- Mientras se espera a que el inmueble aumente de valor se tienen dos opciones: vivir ahí o rentarlo, con este último se puede pagar parte de la hipoteca. Si tu decisión es alquilarlo, debes considerar en el monto de la renta el costo del mantenimiento, impuestos y servicios.

Con información de Expansión