Con otra medición, deuda de México parece menor

México vigila de cerca las condiciones de los mercados internacionales para buscar `ventanas de oportunidad´
(Foto: iStock)
 (Foto: iStock)  (Foto: Redacción)

La deuda de México puede parecer menor si se usa un nuevo concepto de contabilidad implementado por la Secretaría de Hacienda, llamado Posición Financiera Neta (PFN), aunque la tendencia y nivel de deuda preocupa más a la SHCP que cómo medirla.

“A final de cuentas Hacienda puede usar el indicador que más le convenga, pero no importa cómo midas la deuda, la tendencia y el nivel es lo que preocupa. Puedes usar la Posición Financiera Neta, pero eso no significa que estamos mejorando, solo que usa otro indicador de la evolución de la deuda”, dijo a Expansión, el investigador del CIEP, Ricardo Cantú.

Por lo menos hasta el cierre de 2016 el resultado de esta medida contable fue que la deuda pública como porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB) fue de 50.2% frente a 50.5%, medido con el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP), la medida más amplia de la deuda, según los anexos del último informe trimestral de finanzas públicas.

La deuda ampliada de México se ha incrementado en 14 puntos porcentuales de 2012 a 2016 y ante este acelerado crecimiento las tres agencias calificadoras más importantes tienen en revisión la calificación crediticia de México para una posible baja, lo que implicaría mayores costos de financiamiento para el país.

El SHRFSP son los pasivos que integran los requerimientos financieros del sector público menos los activos financieros disponibles y ha sido el indicador más usado para medir la deuda del sector público, además de ser aceptado por el Fondo Monetario Internacional.

No obstante, parece que Hacienda quiere dejarlo atrás. “La PFN se presentará a lo largo del año de manera informativa y complementaria al SHRFSP, buscando fortalecer el indicador con una transición ordenada, para eventualmente utilizarse como la medida más amplia de deuda”, dijo la dependencia en su informe trimestral.

Ricardo Cantú explicó que con la PFN se amplía la definición de sector público e incorpora activos que no considera el SHRFSP, para tener una visión más detallada de la deuda. Por ejemplo, si el gobierno tiene 100 pesos de deuda y tiene activos que suman 100 pesos, la PFN es cero, mientras que con el SHRFSP este resultado varía porque no considera todos los activos, dado que no todos son líquidos.

Hacienda detalla que la PFN resulta de restarle algunos rubros a los pasivos (provisiones para contingencias, seguros y obligaciones laborales y operaciones para regulación monetaria) y a los activos del sector público (activos no financieros, inventarios, propiedades, planta y equipo, etc.).

“Todos los organismos internacionales y en general cualquier inversionista desde un institucional o el público en general, lo que siguen es el saldo, saben que es el indicador financiero que tienes que ver, saben que todas las obligaciones que tiene el sector público están ahí (…) La ventaja de la Posición Financiera Neta es que incorpora todas las obligaciones, es decir es como el grado de apalancamiento del sector público”, comentó en entrevista el investigador del Instituto Belisario Domínguez, Juan Manuel Andrade.

Oportunidades para aprovechar mercados de deuda

México está vigilando de cerca las condiciones de los mercados internacionales para buscar "ventanas de oportunidad" a fin de realizar nuevas emisiones de deuda y mejorar el perfil de su portafolio, dijo el jueves la subsecretaria de Hacienda, Vanessa Rubio.

La semana pasada, el Gobierno mexicano colocó 3,150 millones de dólares en papeles a 10 años en un intercambio de bonos para extender su maduración, después de emitir en octubre títulos por 1,900 millones de euros para el refinanciamiento de pasivos.

Rubio señaló que el 85 por ciento de la deuda de México está denominada en pesos. "Entonces realmente la exposición que tenemos al tema cambiario es muy reducida", explicó.

Con información de Expansión y Reuters.