Actividad económica mexicana atravesará caída

El gobierno enfrenta un problema estructural en sus finanzas públicas para hacer ajustes
 (Foto: iStock)  (Foto: Redacción)

Durante el primer trimestre del año se desaceleró la actividad económica, incluso podría registrarse una ligera caída, según los resultados del Indicador Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF)  por lo que el crecimiento promedio para 2017 finalizaría en 1.5%.

Aunque se prevé una recuperación en los trimestres siguientes, que llevarán a un crecimiento para todo el año en alrededor de 1.5%, apoyado por una reactivación de las exportaciones manufactureras, debido a un mejor desempeño económico en Estados Unidos, así como un comportamiento positivo de indicadores locales como el empleo y la inversión.

Los  analistas estiman también un crecimiento de 2% en 2018, mientras las estimaciones del gobierno están por arriba de este consenso, pues el punto medio de sus pronósticos es de 1.8% y 2.5 %, respectivamente.

“Son números ligeramente optimistas, pero tampoco fuera de alcance”, añadió el vicepresidente del Indicador IMEF, Jonathan Heath, al destacar los esfuerzos de consolidación fiscal hechos durante esta administración a través de diversos recortes al gasto, con el propósito de disminuir la deuda pública como porcentaje del PIB.

Por otro lado el gobierno enfrenta un problema estructural en sus finanzas públicas, ya que sólo puede ajustar el gasto en la administración central y está limitado para hacer recortes en rubros como pensiones o participaciones federales con creciente demanda de recursos.

“No es porque el gobierno no quiere o no está haciendo su trabajo, sino que enfrenta un problema estructural en sus finanzas”, afirmó Heath, al considerar que México necesita fuentes permanentes de ingresos y no sólo recursos no recurrentes, como el remanente de operación del Banxico.

Afirmó que con los 321 mil 653.3 millones de pesos que el Banxico entregó la semana pasada al gobierno federal por concepto de su remanente de operación de 2016, será más fácil cumplir las metas fiscales para este año, entre ellas la de disminuir el déficit tradicional y lograr un superávit primario por primera vez desde 2008.

Finalmente el vicepresidente del Indicador IMEF, Jonathan Heath, opinó que los lineamientos de política fiscal incluidos en el documento conocido como “Pre-Criterios” de política económica 2017-2018, entregado el viernes pasado al Congreso, son positivos, pues mandan señales de que el gobierno quiere hacer las cosas bien para fortalecer los fundamentos macroeconómicos del país.