México adopta juicio oral y público

La posible reforma judicial incluirá el juicio oral y público en lugar de procesos a puerta cerrada y por escrito

El presidente de México Felipe Calderón aprobó el martes una amplia reforma judicial que incluye el juicio oral y público en lugar de los procesos a puertas cerradas en que los jueces se basan sobre todo en declaraciones por escrito.

Bajo la enmienda constitucional sancionada por el presidente Felipe Calderón, procuradores y defensores deberán presentar sus alegatos de manera oral.

Una cláusula que hubiera permitido los allanamientos sin orden judicial fue anulada debido a las protestas de los grupos defensores de derechos humanos. En cambio, se crea un una nueva clase de jueces que podrán ordenar los allanamientos con mayor rapidez.

La nueva ley permite al procurador mantener detenido a un sospechoso durante hasta 80 días sin presentar cargos.