Marcas sufren de ?ciberocupación?

Marcas sufren de ?ciberocupación?

Laciberocupación consiste en utilizar nombres de marcas conocidas para crear conellos nombres de dominio de Internet y registrarlos dolosamente, ya que se realiza a sabiendas de que otro ostenta unmejor derecho, y para que quien utiliza el título sin derecho extorsione aquien sí lo tiene, requiriéndole el pago de una fuerte suma para dejar deusarlo, o bien simplemente para desviar el tráfico Web hacia un sitiocompetidor o de cualquier otra índole.

Laciberocupación ha sido tan excesiva que se ha aplicado hasta para apropiarse denombres de dominiocon los nombres de corporaciones poderosas legítimamente obtenidos por sustitulares. Por ello, en 2007 el número dedemandas por actos de ciberocupación aumentó, y ha suscitado temor enlos propietarios de marcas en el mundo.

año

Número de casos

1999

1
2000 1857
2001 1557
2002 1207
2003 1100
2004 1176
2005 1456
2006 1824
2007 2156

Unode los problemas más importantes que en el 2007 hicieron frente lospropietarios de marcas fue causado por el uso doloso del período de prueba deldominio (DomainName Tasting), que consiste en aprovecharseabusivamente del período de gracia de cinco días de duración, concedido altitular del registro, para probar los resultados que pueda dar el dominio ydespués, si no está satisfecho, se le devuelve el precio abonado por elregistro.

Estoes, se registra el dominio, se usa durante los cinco días estipulados, yfinalmente se solicita la cancelación y el correspondiente reembolso, pero comoel procedimiento se repite una y otra vez, impide que los propietarios de lasmarcas puedan recopilar la documentación apropiada en tiempo y forma parapresentar la correspondiente demanda ante la Organización Mundialde la Propiedad Intelectual (OMPI) a través de los medios de solución decontroversias, y en ocasiones no queda más remedio que acudir a la víajudicial.

Elproblema es latente: no se trata solamente de proteger los intereses de lospropietarios de las marcas sino que está en juego la propia solvencia yprestigio de todo el sistema de adjudicación de nombres en el Internet.