Pretenden elevar salario mínimo a 94 pesos

Debido al alza de la inflación y la depreciación de la moneda, se prevé que la modificación se haga luego de las elecciones en el Estado de México
 Salario  (Foto: iStock)

En momentos en los que la creciente inflación erosionó el poder de compra de los mexicanos, todo apunta a que en los próximos meses los trabajadores que ganan hasta un salario mínimo verán un aumento de 14.05 pesos para tener un ingreso de 94.09 pesos diarios que mensualmente se traducirían en aproximadamente 2,823 pesos.

Un grupo de trabajo integrado por la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), la Comisión Nacional de Salarios Mínimos, funcionarios y especialistas analizaron el aumento del salario mínimo que permita adquirir la canasta básica o alcanzar la línea de bienestar mínimo de 2,823 pesos mensuales calculada por el Coneval hasta abril.

En esta se determinó que con el salario de 80.04 pesos la distancia de la línea de bienestar mínimo es de 422 pesos, por lo que este aumento se avizora después de que culmine el proceso electoral del Estado de México, “el tiempo objetivo que sí se ha discutido en las últimas semanas es si puede ser pasando el 4 de junio” de acuerdo al secretario de Desarrollo Económico de la Ciudad de México, Salomón Chertorivski.

Entre el 25 y 28 se presentará la propuesta para discutirla con el gobierno y trabajadores.

En enero pasado el salario mínimo aumentó a 80.04 desde 73 pesos, luego de una discusión de tres años entre académicos, el sector empresarial y el gobierno federal; no obstante, la inflación de casi 6% como resultado del aumento en la gasolina y la depreciación dejó sin efectos el ajuste.

"Ya se esfumó. Traemos una inflación por encima del objetivo, estamos seguros de que regresará a los niveles anteriores pero el alza en los precios en el primer cuatrimestre se comió el aumento (del salario) porque en términos de inflación el alza que se dio a los salarios fue de 3.9%".

En México 7.5 millones de personas viven con un salario mínimo al mes, lo que es un nivel de ingresos insuficiente para satisfacer necesidades básicas de alimentación, transporte, cuidado personal y educación.

Asimismo, el responsable de incidencia de Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, Héctor Rubio, apuntó que “aún hay una brecha de 14 pesos. Las personas que ganan un salario mínimo son las más vulnerables y en ese sentido lo más razonable en términos económicos y sociales, es fortalecer el consumo de los que menos tienen” y ello contraviene el artículo 123 constitucional.

Finalmente, el director ejecutivo de Oxfam México, Ricardo Fuentes Nieva, señaló que "el aumento no solo va a beneficiar a los que reciban el salario mínimo sino a toda la economía, ya que no hay efectos negativos. Dado el contexto internacional, el mercado interno es el motor más fuerte y es imposible pensar que los trabajadores van a poder contribuir al crecimiento económico si no se aumenta su capacidad de compra", pues el consumo de bienes nacional aumentó 2.1% anual en enero y 4.5% en febrero.

Con información de Expansión