Descartan aumento al salario mínimo este año

La Canacintra aseguró que las devaluaciones, el tipo de cambio y factores externos fueron los que dañaron el poder adquisitivo de la población
 .  (Foto: iStock)

La Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) afirmó que no existen condiciones en este año para elevar el salario mínimo y se pronunció por evitar posiciones populistas al respecto.

Al fijar la posición del sector industrial mexicano sobre este asunto, Enoch Castellanos, tesorero de la Canacintra, consideró que el gran obstáculo para  incrementar el monto del salario mínimo es la inflación.

"Mientras la inflación no ceda, lo cual ocurrirá hasta 2018, no se puede pensar en tomar decisiones de este tipo", argumentó.

Afirmó que la Canacintra coincide con el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) sobre el tema, que si bien es necesario mejorar el poder adquisitivo de los trabajadores, esto se debe dar sin afectar otros factores económicos.

"Esto es inviable hacerlo en estos momentos, porque la inflación tiene una ascendente y meterle ruidos vía salarios a la inflación sería perjudicar, porque estamos tentando al Banco de México a que suba tasas de interés y eso al final redundaría en un problema y una pérdida de capacidad adquisitiva de los propios trabajadores", enfatizó.

Según dijo, los empresarios no son responsables de la pérdida del poder adquisitivo, ni de su deterioro, sino que fueron las devaluaciones, los tipos de cambio de otros tiempos los que dañaron el poder de compra de las personas.

"Es muy importante que el tema de los salarios mínimos no contamine al resto de los salarios por el efecto faro, si tú aumentas una cantidad en pesos, pero lo pones en porcentual y luego eso se refleja en el resto de los contratos colectivos, si nos va a meter en un problema serio de inflación y hay que tener mucho cuidado para no caer en cuestiones populistas", aseveró.

Para Castellanos, los más golpeados por la inflación son los precios al productor, que en el caso de la industria ha rebasado ya 10% y en su mayor parte lo ha absorbido, sin reflejarlo en los precios finales de los bienes y servicios.