Mexicanos, ¿fieles a sus empresas y empleos?

Mejores condiciones, incentivos salariales y ascensos son algunos de los factores que influyen en los cambios o permanencia del personal
 .  (Foto: Getty)

Nuevos desafíos en el trabajo, un mejor ambiente laboral, salarios más altos, incentivos económicos y oportunidades de ascenso, son algunos de los factores que toman en cuenta los mexicanos para cambiar de empleo, informó Kelly Services.

BENEFICIOS DE AUDITORÍAS EN RECURSOS HUMANOS

De acuerdo con el estudio denominado "Tendencias del entorno laboral en México 2018", la firma descubrió que el 43% de los encuestados tienen la intención de buscar un nuevo trabajo con mejores incentivos y oportunidades de ascenso; es decir, casi la mitad de los empleados se sienten “sienten felices” en su centro laboral (49%), el 36% manifestó no estarlo y 16% no sabe.

En este aspecto, las industrias de Hospitalidad, Química y Farmacéutica presentan el menor índice de felicidad, contrario a la industria del Gas-Petróleo. 

En relación a los Millenials, se descubrió que más del 60% no está interesado en demostrar fidelidad hacia la compañía, aunque podrían permanecer por más tiempo si tiene valores y objetivos que se adapten a sus convicciones.

"Teniendo en cuenta que en el futuro esta generación constituirá más de dos tercios de la fuerza laboral mundial, las empresas deberán adaptar sus sistemas laborales, hacerlos flexibles y proponer constantes desafíos", recomendó la firma.

Sin embargo, aunque es fundamental ofrecer un trabajo estable y un ingreso fijo mensual, el 37% de los mexicanos prefiere ganar más dinero, escalar puestos, emprender su propio negocio o ser independientes, a tener un horario flexible.

En ese sentido, señaló que entre los aspectos que más valoran los trabajadores al momento de aceptar una oferta sobre otras propuestas es la oportunidad de innovar (75%) y trabajar con gente experimentada (60%).

Ante ello explicó que el departamento de Recursos Humanos ganó más importancia en la estructura empresarial, “influenciando las decisiones que definirán el futuro de las compañías”; no obstante, su nuevo desafío es implementar ideas para mejorar los procesos, establecer metodologías de automatización que permita reclutar más talento y menos gastos.