Alistan queja por aprobación del convenio laboral

El Senado ratificó en México el Convenio 98 de la OIT que establece los derechos que tienen los trabajadores a sindicalizarse
El Senado ratificó en México el Convenio 98 de la OIT que establece los derechos que tienen los trabajadores a sindicalizarse y a no ser sujetos de ninguna especie de discriminación
 El Senado ratificó en México el Convenio 98 de la OIT que establece los derechos que tienen los trabajadores a sindicalizarse y a no ser sujetos de ninguna especie de discriminación  (Foto: iStock)
México (Notimex) -

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) alista una queja ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) por no ser consultado en la aprobación del Convenio 98, recientemente realizado por el Senado de la República, informó el presidente del organismo empresarial, Juan Pablo Castañón.

"Estamos en eso. Estamos viendo los requisitos y la preparación de los mismos y lo pondremos a consideración de todas las organizaciones empresariales", argumentó en entrevista con Notimex.

El pasado jueves, el Senado ratificó en México el Convenio 98 de la OIT que establece los derechos que tienen los trabajadores a sindicalizarse y a no ser sujetos de ninguna especie de discriminación, así como la prohibición de que el patrón o el gobierno puedan tener injerencia en su organización.

LEE: ¿QUÉ ES EL PORTAL NACIONAL DE EMPLEO?

Además, impide sujetar el empleo a la condición sindical y promueve la adopción de medidas para fomentar entre empleadores, organizaciones de empleadores y trabajadores, el pleno desarrollo y uso de procedimientos de negociación voluntaria, a fin de reglamentar las condiciones laborales, por medio de contratos colectivos.

Pese a que el sector privado llamó al Senado a establecer un análisis y debate amplio sobre la ratificación de este convenio, Castañón dijo que en ningún momento se respetó la consulta efectiva a las organizaciones empresariales y las obreras.

"No se respetó y se utilizó el mayoriteo y el albazo (legislativo), cuando tendría que haberse consultado a las organizaciones (empresariales)", insistió.

De acuerdo con Castañón, de ello está enterada la Organización Internacional de Empleadores (OIE), la red más extensa del sector privado y que representa los intereses de los empleadores en las cuestiones sociales y laborales a nivel internacional.

Dijo que si bien el camino es a la libertad sindical y de contratación, la aprobación debió haberse discutido, al mismo tiempo de las reglas de cómo se ve el diálogo social entre los trabajadores y empresarios.