Qué observar en un ofrecimiento de trabajo

Un tribunal fija límites a la propuesta de reinstalación que implica un tiempo de descanso discordante con la realidad patronal
.
 .  (Foto: Getty)

Si en un juicio laboral el patrón demandado ofrece al colaborador demandante la reinstalación, con un descanso intermedio de una hora, fuera de la fuente de empleo, debe precisar el horario durante el cual aquel disfrutará de tal descanso, debido a que la jornada se considera discontinua.

De acuerdo con el Primer Tribunal Colegiado en materia del Trabajo del Décimo Sexto Circuito, si bien es cierto la propuesta permite el subordinado dejar por completo sus actividades, también lo es que no es creíble que el actor decida libremente a qué hora tomará la pausa. Esto porque en las relaciones laborales, los empleadores buscan atender las necesidades propias del negocio y no la de los subordinados.

Así lo prevé el criterio de rubro: OFRECIMIENTO DE TRABAJO. DEBE CALIFICARSE DE MALA FE CUANDO SE PROPONE CON JORNADA DISCONTINUA, SIN PRECISAR EL HORARIO DE DESCANSO, publicado en el Semanario Judicial de la Federación, Décima Época, Materia Laboral, Tesis: XVI.1o.T.54 L (10a.), Tesis Aislada, Registro 2,018,928, del 11 de enero de 2018.

Esta tesis es atinada porque delimita la intención patronal de plantear una propuesta excesiva en beneficio de la estrategia elegida en el juicio del cual es parte; pues si los empleadores demandados exacerban las condiciones originalmente pactadas, podrían afectar la oferta porque la autoridad judicial la determinará la mala fe.

Lo anterior es así, porque un atributo del ofrecimiento de trabajo es que este sea el mismo en iguales o mejores términos en que se venían prestando las labores; por ende, siempre los patrones, previo al ofrecimiento de trabajo, deben verificar lo estipulado en la contratación del subordinado demandante.