Pide OIT reforma laboral a México

En caso de que México no se apegue a las normas internacionales habrá llamados de atención
.
 .  (Foto: Valeria Torres)

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) reafirmó su compromiso para desarrollar un entorno de justicia laboral en México.

El dirigente de la organización, Guy Rider, reiteró la importancia de promover una reforma laboral en la que se deberán incluir temas pendientes de derechos laborales como la transparencia sindical, el derecho de las trabajadoras domésticas, los contratos colectivos de trabajo y los contratos de protección.

Enfatizó que no hace falta hacer un balance general del sindicalismo mexicano, sino que la normativa se apegue a las reglas internacionales y advirtió que en caso de notar que nuestro país no se apegue o no resuelva estos fenómenos, el organismo hará los llamados de atención pertinentes.

LEE: REFORMA JUDICIAL LABORAL, APENAS EN COMISIONES

Al respecto, la secretaria del trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde, aseguró que las leyes secundarias en materia laboral que se discuten en la Cámara de Diputados se apegan no solo a la reforma laboral de febrero de 2018, sino a la ratificación del convenio 98 de la OIT y los acuerdos asumidos en el Tratado de libre comercio entre (T-MEC).

Ambos funcionarios coincidieron en la urgencia de ratificar el convenio 189 referente a otorgar condiciones dignas de trabajo a las y los empleados domésticos.

En ese sentido, Alcalde anunció que en breve estará en funcionamiento el programa piloto que en conjunto con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) para la protección de estos trabajadores.

Asimismo, la OIT reconoció los esfuerzos del gobierno de Andrés Manuel López Obrador por promover la justicia social a través de programas de ocupación como Jóvenes Construyendo el Futuro  que afirmó, tiene una ambición positiva y justificada.

No obstante, Rider señaló que México debe de dirigir mayores políticas al combate de la informalidad, además de impulsar la transparencia y el Estado de Derecho.

Recalcó que en un contexto de cambios, el futuro del trabajo no estará determinado por la tecnología sino por las políticas laborales.

"Los que van a decidir el futuro del trabajo son los gobiernos, los patrones y los sindicatos" apuntó.