Justicia social, el futuro del trabajo

OIT y STPS coincidieron en que "el futuro del trabajo debe escribirse en femenino"
.
 .  (Foto: Cortesía)

El panorama laboral del futuro estará constituido en el desafío de revitalizar el contrato social entre gobierno, empleadores y trabajadores en la búsqueda de objetivos compartidos, basado en la justicia y el diálogo social, afirmó el director general de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Guy Ryder.

Durante el "Foro tripartito nacional sobre el futuro del trabajo", el dirigente del organismo internacional, detalló que en muchos sentidos los desafíos actuales son parecidos a los que se suscitaron después de la primera guerra mundial, no solo por el temor de perder el trabajo sino las condiciones dignas para ejercer.

LEE: PIDE OIT REFORMA LABORAL A MÉXICO

Por ello, exhortó al gobierno mexicano y los de los demás países a tomar medidas enérgicas poniendo como centro de la política laboral y la práctica empresarial a las personas y la calidad humana, con especial atención en:

  • aumentar la inversión en las capacidades de las personas
  • derecho universal al aprendizaje durante la vida laboral
  • protección social de las personas desde su nacimiento y hasta la muerte
  • agenda transformadora para la igualdad de género
  • promoción del equilibrio entre vida y trabajo
  • apoyar la legitimidad de los contratos colectivos
  • invertir en el empleo sostenible
  • incentivar la inversión a largo plazo

La secretaria del Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde, afirmó que la robotizacion y la automatización no necesariamente significan una amenaza sino la oportunidad de construir una mayor conciliación entre la vida personal y la laboral.

Asimismo reiteró la necesidad de que el futuro laboral esté encaminado a la igualdad de género, el combate a la violencia a las mujeres y la reivindicación de la economía del cuidado.

"El futuro que queremos construir para el trabajo de nuestro país es de inclusión e igualdad", subrayó Alcalde.

Al respecto las confederaciones patronales y las asociaciones empresariales comentaron que para la oferta de trabajos con condiciones justas es indispensable la seguridad jurídica, la estabilidad política y el crecimiento económico.