Ventajas de “freelancear”

Poder establecer el sitio de trabajo que más agrade, en realidad comienza a tener impacto ambiental, ya que se traduce en la reducción de uso de cualquier transporte al trabajo
Una persona que trabaja home office puede realizar sus actividades desde la cama, en un café o en la casa de un amigo.
 Una persona que trabaja home office puede realizar sus actividades desde la cama, en un café o en la casa de un amigo.  (Foto: iStock)

Flexibilidad de horarios, establecer el lugar de trabajo y la oportunidad de viajar, son parte de los atractivos del modelo freelancer para el sector más joven en edad laboral, destacó Workana.

La empresa de contratación de freelancers señaló que en especial para los Centennial o Generación Z (nacidos a partir de 1996), las características de los empleos que buscan se alejan del modelo tradicional, para acercarse más al esquema del empleo freelance.

“Hay un 10% de freelancers entre los 18 y 20 años que se van incorporando al mercado laboral, y la tendencia a incrementarse en los años siguientes va al alza”, destacó el cofundador de Workana, Guillermo Bracciaforte.

LEE: PENSIONES PARA FREELANCE

Según el Reporte de Trabajo Independiente y Emprendimiento 2018, la tendencia de los profesionales a desempeñarse como independientes va al alza, pues 41% está interesado en trabajar medio tiempo y emprender un negocio en el futuro; mientras que 23% le gustaría trabajar de forma independiente de tiempo completo.

Explicó que estos jóvenes buscan horarios de trabajo flexibles debido a la posibilidad de continuar con sus estudios profesionales, así como disponer de tiempo libre para realizar sus actividades favoritas de esparcimiento y vida personal.

Además de que poder establecer el sitio de trabajo que más agrade, en realidad comienza a tener impacto ambiental, ya que se traduce en la reducción de uso de cualquier transporte al trabajo.

Respecto a las ocupaciones, detalló que de acuerdo con el informe, las mujeres se emplean sobre todo en áreas de: redacción y traducción; marketing y ventas; y diseño y multimedia.

Mientras que las tres áreas de actuación en que participan más hombres son: la legal, programación y tecnología, así como redacción y traducción.