Senado avala Reforma Laboral

El proyecto de decreto fue enviado al Ejecutivo Federal para sus efectos constitucionales
.
 .  (Foto: Cuarto Oscuro)

El Senado de la República aprobó sin cambios, en lo general y en lo particular, la reforma que planteó la Cámara de Diputados en materia de justicia laboral, libertad sindical y negociación colectiva.

Por mayoría, la Asamblea rechazó las reservas que presentaron senadores del PAN, PRI, PVEM, PRD y Movimiento Ciudadano para modificar diversos artículos del dictamen.

El proyecto de decreto fue enviado al Ejecutivo Federal para sus efectos constitucionales. 

Las modificaciones reforman diversas disposiciones de la Ley Federal del Trabajo, la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación, la Ley Federal de Defensoría Pública, la Ley del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores y la Ley del Seguro Social.

Con ello, se busca elevar la productividad, generar beneficios tanto a los patrones como a los trabajadores, mejorar las condiciones de trabajo y recuperar la confianza de la justica laboral.

Con 70 en pro y 50 en contra, el Pleno aprobó en los términos del dictamen los artículos 49, 110, 132, 133, 146, 245 bis, 279 quarter, 280 bis, 283, 331, 332, 333, 334, 336, 338, 340, 342, 360, 364, 369, 371, 371 bis, 373, 390 bis, 390 ter, 395, 399 ter, 400 bis, 451, 590-D, 784, 897, 897-F, 920, 923, 926, 927, 929 y 937 de la Ley Federal del Trabajo.

Además, los artículos sexto, décimo primero, décimo segundo, décimo tercero y vigésimo segundo del régimen transitorio del proyecto de decreto, que habían sido reservados.

Previo a la votación del dictamen de relativo a justicia laboral y libertad sindical, el coordinador de los senadores de Morena, Ricardo Monreal, aseguró que con las modificaciones legislativas se “abre las puertas al sindicalismo democrático”.

Asimismo, el morenista Napoleón Gómez Urrutia, señaló que el dictamen en cuestión logra armonizar la legislación secundaria con la reforma constitucional de 24 de febrero de 2017 en materia de justicia laboral y libertad sindical.

“La razón de ser de esta reforma constitucional es generar beneficios a las personas empleadoras y a las personas trabajadoras, mejorando las condiciones de trabajo y fortaleciendo la tutela judicial efectiva en materia de justicia laboral”, indicó el legislador.

De igual forma, la panista Alejandra Noemí Reynoso Sánchez mencionó que la reforma es una deuda histórica con la clase trabajadora y atiende a una necesidad añeja, derivada de un sistema legal obsoleto.

Además reiteró que con las modificaciones se trata de cambiar el panorama actual "del pésimo funcionamiento de los juicios laborales, el cual representa un sinfín de problemas".

"Para darnos una idea del problema: tan solo en 2017 la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje reportó 422,978 juicios laborales en trámite, de los cuales solo se habían resuelto 98 mil demandas; es decir, tan solo un 23%, la gran mayoría llevaba más de 5 años de litigio", aseveró.