Reforma laboral, ¿resuelve necesidades del futuro?

La inmediatez en el mercado laboral debe ser parte de los sistemas de impartición de justicia
.
 .  (Foto: Valeria Torres)

Esta reforma abarca prácticamente todo un cambio de paradigma que pone a México en la vanguardia mundial en materia laboral, afirmó el socio de Maillard Abogados Laborales, César Maillard Canudas.

No obstante, cuestionó si la reforma podría complicar los esquemas de negociación colectiva y la defensa de los intereses de los involucrados, especialmente debido a las nuevas condiciones de representación sindical.

Al respecto el director de asuntos internacionales de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social, Esteban Martínez, explicó que en el caso específico de contratos colectivos, no habrá complicaciones pues el sindicato que tendrá voz y voto será el que tenga la mayoría de representación.

"La democracia laboral no está peleada con la paz", coincidió la secretaria del trabajo del Estado de México, Martha Hilda González Calderón.

Por ello,  exhortó a las autoridades, patrones y sindicatos a trabajar de manera tripartita para llegar a acuerdos que protejan los intereses y derechos de todos, a través de centros de mediación privados que funcionen de manera paralela a los centros federales que sustituirán a los Juntas de Conciliación y Arbitraje.

Coincidió en que la reforma laboral implica una transformación de paradigmas y eso necesariamente implica innovadores procesos de resolución de conflictos entre trabajadores y patrones.

Al respecto, la procuradora de la Defensa del Trabajo de la Ciudad de México, Sara Elvira Morgan, destacó que en un mercado laboral cambiante, urgen sistemas inmediatos, pues ya nadie puede esperar años a que se resuelva un juicio laboral, recibiendo una cantidad menor a la que esperaban.

"Los nuevos sistemas de justicia tienen que ver justamente con la rapidez, la rapidez evidentemente tiene que ver con los sistemas de conciliación y arbitraje y paralelas", subrayó.

Asimismo, puntualizó que este factor es responsabilidad del Estado en tanto de no hacerlo "perdería la rectoría de lo que es el derecho" ni se otorgaría certeza jurídica.

Con los nuevos centros, explicó, en tanto lo individual se atenderá en los Estados y lo colectivo en el federal, no se tendrá que judicializar cada conflicto, con lo que no se saturaría, como ahora está, la resolución de conflictos laborales.

Por su parte, el secretario general de Vanguardia Obrera, Salim Kalkach Navarro, afirmó que la reforma es "bastante corta".

Detalló que le faltó pensar en un tránsito a modelos laborales sustentables y la creación de empleos de calidad y la justicia salarial.