Preparan Parlamento Abierto para nuevos ajustes a ley laboral

Se tomarán en cuenta las opiniones de grupos empresariales, líderes sindicales y especialistas en Derecho Laboral
.
 .  (Foto: iStock)
México (Notimex) -

El senador Napoleón Gómez Urrutia anunció que del 23 al 25 de julio se realizarán en esa instancia legislativa las reuniones de Parlamento Abierto para que líderes sindicales y legisladores planteen mejoras a  la reforma laboral, y analizarlas el próximo periodo ordinario de sesiones.

El presidente de la Comisión del Trabajo y Previsión Social del Senado expuso que hay algunos pendientes que se discutirán en otras reuniones de Parlamento Abierto en el Senado de la República.

Ahí se tomarán en cuenta las opiniones de grupos empresariales, líderes sindicales y especialistas en Derecho Laboral para, a partir de septiembre cuando inicia el periodo ordinario de sesiones del segundo año legislativo, introducir algunas de las propuestas.

“Estamos preparando la convocatoria y el programa para llevarlo ordenado y hacer las mejores aportaciones de todos los grupos que tengan interés en participar”, precisó.

LEE: MEXICANOS, ¿LOS TRABAJADORES MÁS CAPACITADOS?

Indicó que entre los temas más importantes sobre los que se deberá legislar para perfeccionar la norma están: el outsourcing o subcontratación, pues ha crecido y generado una gran evasión fiscal; por otro lado está la falta de cumplimiento y de respeto a los derechos laborales.

Otro punto son las cuotas sindicales, pues se propuso y quedó incorporado que quedará a voluntad de los trabajadores si las pagan o no cuando los sindicatos dependen de dichos recursos y son su fuerza económica.

“Esto quedó como a nivel voluntario y yo digo que es como si preguntáramos a los mexicanos ¿quieren pagar impuestos o no? Obviamente la gran mayoría dirían no”. Añadió que esto no puede quedar así porque afecta a todos los sindicatos, de cualquier posición política o ideología.

También se tratará el tema de la toma de nota que, a su juicio, es una forma de registro y de control del Poder Ejecutivo cuando surgen nuevos sindicatos y dependen de que los autorice o no.

Lo anterior porque va contra los acuerdos internaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que México ha firmado.

“Tiene que quedar algo que sea a criterio de los trabajadores. El derecho a sindicalizarse es un derecho universal de los trabajadores, no es de los gobiernos, no es de la empresas, son los trabajadores los que deciden qué organización crear”, apuntó.