Fluidez digital erradica inequidad laboral

En visión de una empresa española al brindarla, se puede colocar a las mujeres trabajadoras en igualdad con los varones
.
 .  (Foto: iStock)

En el ámbito de las relaciones laborales en las cuales están involucradas mujeres, la tecnología es importante para lograr colocarlas en igualdad frente al hombre, pues debe ser vista como un medio para que ellas encuentren empleo, mejoren el que desarrollan e incrementen sus percepciones; no obstante, la brecha que separa a aquellas de los varones y aquellas sigue siendo amplia, pero no debe abandonarse esta idea.

Accenture, empresa española especialista en estrategia, consultoría, tecnología y operaciones corporativas, en el estudio Avanzando hacia la igualdad: Cómo el mundo digital está ayudando a cerrar la brecha de género habla de fluidez digital y la define como el alcance que tiene en las personas el buen uso y aprovechamiento de las tecnologías para adquirir más conocimientos, ser más efectivos y estar mejor conectados.

Este organismo indica que la inequidad salarial entre féminas y hombres irá cambiando, en la medida en que la nativas digitales se incorporen a los puestos de gestión de las compañías, pero tal sentencia obliga a preguntarse: ¿qué pasa con las personas que no lo son?

La respuesta inmediata es: para ellas es necesario aprestarse a brindar alfabetización digital, y no solo se trata de capacitarlas o adiestrarlas para que sean competitivas en un mercado laboral sino de proveerles de una fuente de empoderamiento, comunicación, integración, derechos, entre otros.

Aquí la creación de una política pública que incluya el uso de las tecnologías de la información, tanto en los programas educativos de todos los niveles educativos y sistemas públicos y privados, así como en el campo de la capacitación y adiestramiento en los centros de trabajo es imprescindible.

Así las cosas, de acuerdo con lo señalado por la CEPAL en el trabajo Mujeres en la economía digital es recomendable concebir, desde cualquier sector gubernamental o empresarial, esquemas de formación de mujeres encaminados a la búsqueda y manejo de aplicaciones y herramientas especializadas que sean una fuente de mejora de sus tareas.