¿Riesgo en ciberseguridad por desequilibrio laboral?

De acuerdo con la OCDE, los mexicanos acumularon 2,148 horas laborales en 2018
Los patrocinadores, los bancos, el gobierno y el comité organizador, deben robustecer sus mecanismos de ciberseguridad para este Mundial.
 Los patrocinadores, los bancos, el gobierno y el comité organizador, deben robustecer sus mecanismos de ciberseguridad para este Mundial.  (Foto: iStock)

Las facilidades en la conectividad han promovido que las personas puedan estar en línea prácticamente desde cualquier lugar y en cualquier momento, con ello, prácticamente se ha borrado el límite entre la vida laboral y personal. 

El informe global “Eliminando el desorden digital en los negocios” de Kaspersky estudió los hábitos digitales de empleados que utilizan una computadora.

Si bien, iniciativas recientes para reglamentar la figura del teletrabajo buscan otorgar un balance entre la vida laboral y personal, las estadísticas de la OCDE indican que los mexicanos son quienes trabajan el mayor número de horas a nivel mundial, con un promedio de 43 horas por semana.

Estas circunstancias han provocado que los empleados tengan que hacer malabares con sus vidas profesionales y personales. 

Tener acceso a los datos que necesitan, independientemente de su uso, tanto en casa como en la oficina facilita mucho las cosas.

LEE: ADVIERTEN DE MALWARE CONTRA CAJEROS AUTOMÁTICOS

Sin embargo, la consecuencia de este comportamiento es el rápido aumento en la cantidad de documentos guardados en servidores y ambientes en la nube que permiten la colaboración en línea y, de no prestarle la debida atención, genera desorden digital.

Con tantos archivos digitales en nuestra vida laboral, mantener los controles de acceso, garantizar la protección de la información confidencial y hacer esto en todos los activos digitales no es una tarea fácil. 

Una implicación real del desorden digital es que, si los documentos se olvidan pero viven en línea, por ejemplo, en aplicaciones de colaboración o   documentos almacenados en la nube o en bases de datos, es posible ingresar a ellos incluso cuando se haya abandonado la empresa. 

De hecho, más de un tercio (33%) de las personas afirman que todavía tienen acceso a los archivos de un lugar de trabajo anterior.

A nivel global dos tercios (66%) de las personas no recuerdan todos los datos que tienen en documentos compartidos, y mucho menos recuerdan si han asegurado o modificado los derechos de acceso de acuerdo con los cambios en la organización.