Vital dar seguimiento a tratamiento médico o psicológico de trabajadores

Además de canalizar a trabajadores víctimas de eventos traumáticos a servicios médicos, su seguimiento es prudente
.
 .  (Foto: iStock)

La NOM-035-STPS-2018, Factores de riesgo psicosocial en el trabajo-Identificación, análisis y prevención (NOM), que entrará en vigor, de forma general, el próximo 23 de octubre de 2019, precisa que todo patrón tiene la responsabilidad de identificar  a los colaboradores sujetos a acontecimientos traumáticos severos durante o derivados de las relaciones laborales y para así canalizarlos para su atención a la institución de seguridad social o privada o al médico del establecimiento de trabajo (punto 5.5, NOM).

De conformidad con los numerales 132, fracción XVII de la LFT y 7o., fracción VII del Reglamento Federal de Seguridad y Salud en el Trabajo, la aplicación de la NOM es para crear las medidas de seguridad y salud en el trabajo; ello conlleva que los patrones, independientemente de los desafíos que pudiesen presentarse en una inspección laboral, deben privilegiar la atención y bienestar de los subordinados.

Esto significa que deben enfocarse a realizar la indagación de quienes están sufriendo, mental y físicamente, las consecuencias por explosiones derrumbes, incendios de gran magnitud; accidentes graves o mortales, asaltos con violencia, secuestros y homicidios para orientarlos hacia un tratamiento médico o psicológico que les permita desarrollarse adecuadamente durante su desempeño laboral.

Si bien es cierto la normatividad citada refiere a la identificación de los afectados por los hechos aludidos, también lo es que es recomendable que las empresas tengan la certeza de la mejoría de la condición de los trabajadores identificados, para generar un contexto de salud laboral y mostrar al capital humano el alto nivel de empatía de la parte patronal.

Para ello, es recomendable que después de identificar a los afectados, de practicar los interrogatorios para descubrir a los colaboradores y canalizarlos a los servicios psicológicos o médicos, tengan un acercamiento con ellos, en un espacio físico privado y de confianza en el cual se suscite una conversación que les permita conocer la evolución de la atención que hubiesen recibido.

Es muy importante, que toda la información que se produzcan en el contexto de la táctica de seguimiento se maneje con total secrecía y bajo las condiciones de protección y privacidad que los patrones tienen creados respecto de los datos personales.