STPS anuncia depuración de modelos de subcontratación

Existe una estrategia conjunta para reorientar las relaciones laborales, con respeto a los derechos y dejar de simular ante las autoridades fiscales
.
 .  (Foto: iStock)

Más allá de una modificación, hoy nuestra legislación es clara respecto a cuándo se puede y no se puede subcontratar, estamos en un proceso de depuración de este tipo de modelos abusivos que el sexenio pasado a pesar de existir candados específicos en la ley, no se respetaron y la subcontratación creció a pasos agigantados, expresó Luisa María Alcalde, titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.

Explicó que el modelo de subcontratación ilegal registra al trabajador con salarios por debajo del salario real e hizo un llamado a las empresas que han caído en modelos de subcontratación ilegal a regularizarse, “si eso se permitió en el pasado y que la administración anterior no hizo una sola inspección en materia de subcontratación, es un tema que no vamos a permitir” subrayó.

LEE: REFORMAS CONTRA EL OUTSOURCING AHUYENTAN INVERSIONES DE EU

“Estamos haciendo un trabajo muy fino con el Instituto Mexicano del Seguro Social, la Procuraduría Fiscal y con la Unidad de Investigación Financiera, para identificar a esta red que se volvió un modelo que de entrada promueve la evasión de responsabilidades laborales y también genera la evasión de responsabilidades de seguridad social”, afirmó Alcalde Lujan.

Ante representantes empresariales organizados en torno al Grupo de las Américas, la titular de la STPS afirmó que no se trata de quebrar a ninguna empresa sino de entender que esos modelos no pueden operar ya en nuestro país, “nos debilitan por completo a todos. Existe un esfuerzo y una estrategia conjunta para ir reorientando nuevamente a tener relaciones laborales, respeto a los derechos y dejar de simular ante la seguridad social y las autoridades fiscales”.

Respecto a la implementación del nuevo modelo laboral señaló que la apuesta está en la conciliación y en la negociación, para que haya la posibilidad de desahogo de conflictos y cuando no se logre, se resuelvan ante los jueces, de ahí la creación de los tribunales laborales, los centros de conciliación locales y el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral.

Se refirió a la democracia y la libertad sindical como el segundo pilar de este nuevo modelo de política laboral, encaminado a rescatar negociación colectiva auténtica a fin de generar equilibrios. “Hoy en día la ley obliga a todos los sindicatos a establecer en sus estatutos reglas democráticas y la obligación de elegir a sus dirigentes a través de métodos democráticos”, concluyó.