¿Trabajador del hogar o de limpieza?

Estos son los rasgos para definir un empleado doméstico

.
 .  (Foto: iStock)

Con frecuencia suelen confundirse las tareas de un empleado del hogar con los de limpieza, por lo que a continuación se hacen algunas precisiones.

Empleado del hogar es quien realiza labores de aseo, asistencia, y en general, los trabajos propios o inherentes al hogar de una persona o familia, tales como cocina de alimentos, cuidado de personas, asistencia o cualquier otra inherente al hogar, en el marco de una relación laboral que no importe para la empleadora un beneficio económico directo (art. 331, LFT).

Por otra parte, el artículo 332 de la LFT, señala que aquellos que presten servicios de aseo, asistencia, atención de clientes y otros semejantes, en hoteles, casas de asistencia, restaurantes, fondas, bares, hospitales, sanatorios, colegios, internados y otros establecimientos análogos, no son empleados del hogar.

De ahí que podamos precisar que la definición de trabajador doméstico atiende no solo a la actividad, sino al lugar en donde prestan sus servicios (casa-habitación), así como al hecho de que sirva o no a la obtención de un provecho económico.

Si desea conoce más acerca de las características de este tipo de empleados, lo invitamos a la lectura de la nota “Requisitos en la contratación de empleadas del hogar”, disponible en nuestra edición digital número 492, del 15 de agosto de 2021.