Día Mundial sobre Seguridad Laboral 2007

Organización Internacional del Trabajo: la mayoría de los accidentes en el trabajo pueden prevenirse si se respetan las normas
 .  (Foto: IDC online)

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) hizo un nuevo llamado a respetar las normas internacionales adoptadas para enfrentar accidentes y enfermedades laborales que causan unas 2,2 millones de muertes al año, en ocasión del Día Mundial sobre la Seguridad y la Salud en el Trabajo que será conmemorado en países de todo el mundo.

Las actividades conmemorativas se llevarán a cabo en todas las regiones e incluyen desde ceremonias solemnes a campañas de sensibilización. Muchos países han establecido el 28 de abril como una fecha para recordar la necesidad de seguridad y salud en el trabajo. En algunos se realizan reuniones de gobiernos, empleadores y trabajadores para discutir sobre este tema.

En un nuevo informe publicado para este día mundial de 2007, la OIT ha reiterado el llamado a promover la seguridad y salud en el trabajo, recurriendo a actividades de información e inspección y a la aplicación de las normas como un medio de reducir el número de accidentes, lesiones y enfermedades laborales, así como de aumentar la productividad.

"Los accidentes no son parte del trabajo", dijo la doctora Sameera Maziadi Al-Tuwaijri, la nueva directora del Programa de seguridad y salud en el trabajo de la OIT, "Safework". "La experiencia demuestra que la mayor parte de estos accidentes son prevenibles. Para que las prácticas de prevención sean efectivas deben ser aplicadas por gobiernos empleadores y trabajadores en forma sistemática, al nivel nacional y al de las empresas".

El informe de la OIT dice que aparte de unas 2,2 millones de muertes anuales causadas por accidentes o enfermedades laborales, más de 270 millones de trabajadores resultan lesionados y unas 160 millones sufren de enfermedades asociadas al trabajo. Esto causa un costo económico equivalente a 4 por ciento del PIB, superior en unas 20 veces a todos los recursos que se dedican a la ayuda oficial al desarrollo en el mundo.

El informe de la OIT destaca el vínculo entre el trabajo decente y la seguridad y salud ocupacional. El Programa de Trabajo Decente de la OIT ayuda a responder desde el lugar de trabajo en materia de prevención de accidentes y enfermedades laborales, al promover el respeto a los principios y derechos fundamentales en el trabajo, sus normas internacionales, mecanismos de seguridad y salud ocupacional, inspección laboral, repertorios de recomendaciones prácticas sobre seguridad y salud en el trabajo y diálogo social.

La OIT adoptó el año pasado un enfoque sistemático para la seguridad y la salud en el trabajo en el Convenio sobre el marco promocional para la seguridad y la salud en el trabajo. Aparte de establecer parámetros para la promoción de la seguridad y la salud, este instrumento puede impulsar compromisos políticos para el desarrollo de estrategias nacionales destinadas a promover el mejoramiento permanente en materia de seguridad y salud laboral para disminuir enfermedades, lesiones y muertes; para dar pasos concretos hacia el logro de un ambiente de trabajo más seguro y sano; y para considerar periódicamente las medidas que podrían ser adoptadas con el fin de ratificar los Convenios de la OIT sobre este tema.

Junto a la Estrategia global en materia de seguridad y salud en el trabajo de la OIT, adoptada en 2003 por la Conferencia Internacional del Trabajo, este nuevo Convenio es una herramienta clave para reducir los accidentes y las enfermedades relacionados con el trabajo y por lo tanto contribuir a la realización del Programa Trabajo Decente de la OIT.

La OIT también difundió un artículo de fondo para este Día Mundial: "Hacer realidad el trabajo decente: mejorar la seguridad y la salud de los proveedores".