Síndrome ocular y lumbociática, enfermedades de “moda”

Debido a la exposición, el sedentarismo y el sobrepeso, el IMSS detectó un brote de las afectaciones que pueden causar incapacidad laboral
(Foto: iStock)
 (Foto: iStock)  (Foto: Redacción)

El IMSS alertó sobre el “Síndrome Ocular” y la lumbociática son enfermedades tienen mayor frecuencia de afectación, debido al uso prolongado de pantallas y al sobrepeso, sedentarismo o trabajo físico pesado.

“Síndrome Ocular”

El jefe del servicio de oftalmología del hospital de especialidades del Centro Médico Nacional Siglo XXI, Julio Alejandro Blanco Mendieta, explicó que la exposición a las pantallas por más de cinco horas diarias provocó afectaciones y en consecuencia, el aumento de demanda en consulta.

Las principales afectaciones que sufren las personas son visión borrosa, ojo seco, dolor de ojos y cabeza, debido a la nueva actividad socio laboral, además del aumento a la exposición a los equipos móviles, computadoras y tabletas. Pese a que la edad sintomatológica es variable, es más frecuente en personas mayores de 45 años.

En México, el 30 % de la población sufre de algún grado de ametropía, mientras que estudios recientes demuestran que la prevalencia de miopía se incrementó un 50 % en los últimos años, coincidiendo con la generalización en el uso de pantallas. De igual forma, las ametropías preexistentes y no corregidas son otro factor que influye para presentar los daños oculares.

La distancia del usuario a la pantalla influyó en la afectación, pues lo recomendable mantener una distancia de 35 centímetros -ya que de ser menor, es causa de aumento en la acomodación cristalina y esfuerzo visual-, así como el tamaño de la letra, la iluminación y el contraste con el fondo. 

A este ritmo, se prevé que la ametropía pase del 22 % a 33 % en el 2020.

Cabe señalar que las afecciones se agravaron por cuestiones fisiológicas del ojo humano, como la acomodación del cristalino, disminución en la frecuencia del parpadeo y aumento de los movimientos aculares conjugados.

Recomendaciones del Instituto

Además del tratamiento, se recomienda a quienes trabajan por periodos mayores a cuatro horas diarias frente a una computadora:

  • realizar una revisión anual en caso de no tener ninguna patología ocular prexistente
  • aquellos que usen lentes, revisar su graduación una o dos veces al año
  • aplicar lubricantes oculares cada seis u ocho horas durante la actividad laboral
  • usar pantallas bloqueadoras de radiaciones UV
  • tener lapsos de descanso cada 30 minutos alejando la vista de la pantalla
  • hacer movimientos del cuello y extremidades
  • usar un tipo de letra entre 11 y 12 puntos, y las personas con algún tipo de debilidad visual, aumentar el tamaño, y
  • en el caso de realizar actividades relacionadas con videojuegos, solo usarlo de una o dos horas máximo al día

Lumbociática

Este padecimiento es la octava causa de consulta en medicina familiar en el IMSS, con 908,000 pacientes al año y la primera en consulta en los servicios de medicina física y rehabilitación. El origen de este mal, es el sobrepeso, sedentarismo, trabajo físico pesado y levantar objetos pesados de manera inadecuada son las principales causas.

Dicha enfermedad se caracteriza por ocasionar un dolor que se propaga a lo largo del nervio ciático -pasa por el glúteo, la parte posterior del muslo, se prolonga hasta la pierna- y termina en el pie; sin embargo, esta se convirtió en la principal causante de incapacidad laboral debido a la prevalencia, el impacto y la repercusión económica.

El jefe del Servicio de Neurocirugía del Hospital de Traumatología del IMSS, Leopoldo Herrera Gómez, afirmó que esta enfermedad se presenta cuando “hay causas físicas, neoplásicas o degenerativas, donde el canal lumbar estrecho se va degenerando y comprimiendo; y a diferencia de la lumbalgia, cuyo dolencia se concentra específicamente en la espalda, la lumbociática paraliza a la persona con un dolor tan intenso que no permite movimiento o erguirse”.

Ese dolor se presenta posterior a un esfuerzo físico que origina que se rompa el anillo fibroso y la estructura pulposa que comprime al nervio, lo que comúnmente se conoce como hernia discal.

Tratamiento médico

El procedimiento médico pretende controlar el dolor con un relajante muscular y medidas generales como el reposo, dormir en colchón duro y de lado contrario del dolor, así como colocar una almohada entre las rodillas y usar zapato bajo.

Además, otras medidas recomendadas son:

  • práctica de la natación y ejercicios de higiene de la columna
  • no agacharse para evitar generar presión
  • usar una silla ergonómica que permita la “buena” alineación de la columna
  • tratamiento médico con antiinflamatorios
  • aplicación de calor local, y
  • una vez que se estabilizado el paciente, acudir a su Unidad de Medicina Familiar para realizar un diagnóstico clínico correspondiente

Es importante destacar que cuando la lumbociática no cede con analgésicos y antiinflamatorios, se requiere de tratamiento quirúrgico que conlleva el retiro del disco intervertebral para liberar la raíz nerviosa afectada por la compresión.