Promotores de Afores canibalizan el mercado

En la actualidad cuatro de cada 10 trabajadores se cambian a una Afore que da menores rendimientos
 (Foto: iStock)  (Foto: Redacción)
México (Notimex) -

La actividad comercial de las Afores es un problema que enfrenta el Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) desde su creación, y generó que los promotores se enfoque en los trabajadores que ya atienden otras Administradoras, en lugar de atraer nuevos clientes.

El presidente de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), Carlos Ramírez Fuentes, pidió por ello mayores facultades para poder regular esta actividad, que puede afectar a los trabajadores.

Recordó que en la actualidad cuatro de cada 10 trabajadores se cambian a una Afore que da menores rendimientos, lo que se conoce como traspaso negativo.

El funcionario reconoció que hay una "canibalismo" entre las Afores, por medio de sus promotores quienes se enfocan en atraer clientes de otras Administradoras, con un menor esfuerzo en atraer a nuevos ahorradores al sistema.

"Siempre ha sido un problema, lleva 20 años siendo un problema (la actividad comercial)... Ha sido siempre difícil controlar a las fuerzas de ventas de las Afores que tienen incentivos que no están necesariamente alineados con los intereses de los trabajadores", dijo.

Por ello, Ramírez Fuentes consideró necesario seguir ofreciendo más información a los trabajadores, para que sean ellos mismos los que disciplinen al mercado.

Además, "nosotros necesitamos más dientes, la posibilidad de publicar sanciones, la posibilidad de que el traspaso pase de uno a tres años", y de esa manera se van generando condiciones para que los trabajadores elijan mejor, añadió.

Ejemplificó que en 2014 hubo 2.4 millones de traspasos, pero incluye tanto las cuentas que llegan como las que salen de la Afore.

El presidente de la Consar recordó que la institución que encabeza logró la detección oportuna y rápida de inconsistencias en materia de traspasos que posteriormente fue sancionada por la Cofece.

“Las medidas que ha adoptado la Comisión en la materia, se han traducido en menores  traspasos de alta frecuencia, una mayor calidad de los traspasos, menor gasto comercial y un menor número de agentes promotores”, expresó.