Ahorro voluntario por Internet

La finalidad de estas contribuciones adicionales es aumentar a los recursos aportados por el patrón y los propios trabajadores, en aras de obtener una mejor pensión al final de su vida laboral
.
 .  (Foto: iStock)

El régimen pensionario vigente desde el 1o. de julio de 1997 es el de las cuentas individuales. En este, durante toda la etapa laboral del trabajador, su patrón y el gobierno federal ahorran el dinero para el Seguro de Retiro Cesantía en Edad Avanzada y Vejez (RCEAV), el cual se deposita en aquellas, y es manejada por su Administradora de Fondos para el Retiro —Afore—.
Estos recursos son utilizados por la administradora, o bien la aseguradora que elija el colaborador para pagar la pensión cuando cumpla con los requisitos señalados en la LSS, la cual se otorga mediante:

  • retiros programados, modalidad en donde se fracciona el monto total de los recursos de la subcuenta de RCEAV, para lo cual se toma en cuenta la esperanza de vida del pensionado, así como los rendimientos previsibles de los saldos.
  • Aquí la Afore administra los recursos de los pensionados, y estos son responsables del riesgo de sobrevida generado, si perduran más allá de la expectativa de vida considerada por la esta, o
  • renta vitalicia, contrato por el cual una aseguradora a cambio de recibir los recursos acumulados en la subcuenta de RCEAV se obliga a pagar periódicamente una pensión durante la vida del beneficiario

No debe olvidarse que previo a elegir una de estas opciones, los asegurados deben contratar un seguro de sobrevivencia, cuyo costo se descuenta del importe acumulado en la subcuenta de RCEAV. Con ello los beneficiarios del pensionado podrán obtener una pensión de viudez, orfandad o ascendencia. Por ello resulta importante que las personas ahorren cantidades adicionales de forma voluntaria y así poder tener una pensión digna, en términos del artículo 192 de la LSS.
Con la finalidad de, la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro —Consar— ha puesto a disposición de los asegurados, y en especial de los millennials, diversos medios electrónicos para que ahorren.
En esta entrega se aborda el proceso que se realiza a través de Internet y en subsecuentes números se mostrará como se ejecuta por medio de la app AforeMóvil.

Domiciliación electrónica

Consiste en descuentos a través de una tarjeta de débito que se transfieren de forma automática a la cuenta de la Afore mediante depósitos desde 100 y hasta 50 mil pesos, con la periodicidad que se desee. El mecanismo a seguir es el siguiente:

Ingresar a la página de https://www.e-sar.com.mx/, localizar Domicilia tu ahorro voluntario ubicada en la barra superior y en la parte inferior derecha de la pantalla, y dar clic en dichas opciones

.
 .  (Foto: IDC)

Oprimir el recuadro Inicia tu Ahorro Voluntario

.
 .  (Foto: IDC)

Capturar el nombre completo y la Clave Única de Registro de Población (CURP) del interesado y pulsar en Siguiente

.
 .  (Foto: IDC)

Seleccionar si el trámite se va a hacer con el número de la tarjeta de débito o con Clabe interbancaria; en este caso fue la primera opción; indicar el banco y el nombre del titular de la cuenta, y oprimir el botón de Siguiente

.
 .  (Foto: IDC)

Posteriormente se deben ingresar los datos de la solicitud, escogiendo el nombre de la Afore, la cantidad a aportar, si se desea que sea o no deducible, la periodicidad (única, semanal, quincenal o mensual), la fecha de descuento y si se quiere que el importe se incremente gradualmente. Pulsar la opción Siguiente

.
 .  (Foto: IDC)

Cabe mencionar que el sistema solo contempla las Afore siguientes:


.
 .  (Foto: IDC)

Anotar los datos de contacto como son: correo electrónico, número de teléfono fijo y celular, la compañía de este último y el horario en el cual puede ser localizado el interesado. Posteriormente dar clic en Siguiente

.
 .  (Foto: IDC)

Dependiendo de la Afore, se habilitarán las opciones de recibir por correo o mensaje de texto (sms) las notificaciones respecto al estado de cuenta, avisos de cargos; y además, consejos para el ahorro. Inmediatamente validar el reCapcha y oprimir el ícono Enviar

.
 .  (Foto: IDC)

A continuación, salta un recuadro en donde se informa que la pre-solicitud ha sido aceptada y se proporciona un número de folio. Se da la opción para Descargar el comprobante en PDF; hecho lo anterior pulsar en Aceptar

.
 .  (Foto: IDC)

Finalmente, la Afore se pondrá en contacto con el asegurado para verificar la solicitud y los datos proporcionados para informales que la gestión fue ejecutada

.
 .  (Foto: IDC)

Conclusión

Sin duda esta forma de efectuar aportaciones voluntarias es sencilla y permite que los derechohabientes no tengan excusas respecto a gestiones burocráticas para realizar estos abonos.

Sin embargo, es menester que se implementen cursos sobre los beneficios de depositar contribuciones extra en la cuenta individual, especialmente dirigido a los millennials para que sean precavidos y así puedan disfrutar de una vejez digna.