Nuevo régimen de Afore, bueno pero insuficiente

La propuesta busca mejorar los rendimientos para las pensiones de los trabajadores, a través de la flexibilización del régimen
.
 .  (Foto: iStock)
México (El Economista) -

La propuesta de la nueva ley de pensiones, que aún está por ser discutida en el Senado, es positiva pero no suficiente para aumentar el rendimiento de las pensiones de los trabajadores mexicanos ni la competencia entre las administradoras de fondos para el retiro (afores), consideraron expertos en el tema.

En caso de concretarse la reforma a la Ley del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR), las afores podrán invertir directamente en ofertas privadas y no únicamente en los mercados públicos, como sucede actualmente a través de instrumentos estructurados o acciones de empresas.

Además, se les autorizará llevar a cabo préstamo de valores y repartos con lo que aumentarían la liquidez.

Hoy, las afores se han concentrado en invertir los recursos de los trabajadores en deuda del gobierno, por estar libre de riesgos. De los 3.5 billones de pesos bajo gestión, 53.50% está invertido en bonos gubernamentales, es decir, 1.85 billones de pesos. En valores extranjeros destinan cerca de 11%, o 385,000 millones de pesos, pese a que su límite de inversión es de hasta 20% de todos los recursos que administran.

En instrumentos estructurados, como Certificados de Capital de Desarrollo (CKD), Certificados de Proyectos de Inversión (Cerpis) y fideicomisos de inversión en bienes raíces, tienen invertido apenas 309,208 millones de pesos, 8.83% del monto total administrado, de acuerdo con cifras de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar).

Diversificación.

A la calificadora Moody’s le preocupa la concentración que históricamente han mantenido las afores en papeles de gobierno.

Sin embargo, ve con buenos ojos la iniciativa de ley, cuya aprobación se prolongaría hasta septiembre de este año, ya que abonará a la liquidez y aumenta la capacidad de las afores de utilizar los ingresos de la venta temporal de activos para protegerse de la volatilidad del mercado y minimizar sus pérdidas.

“Las opciones de inversión más diversas ayudarán a crear rendimientos más competitivos, pero también conllevarán nuevos riesgos de activos que requerirán que los fondos de pensiones mejoren sus capacidades de investigación y gestión de riesgos”, indicó Moody’s.

Samuel Mongrut, profesor de Finanzas del EGADE School of Business, dijo que en los últimos 17 años no ha habido cambios en el régimen de inversión del SAR.

“Invierten en lo que quieren y todas en lo mismo, cuando la Consar ha tratado de fomentar inversiones alternativas, pero sólo invierten 2% a lo mucho. No ha tenido éxito la Consar en ese sentido. Es un tema de rigidez”, explicó.

Reinventarse

El académico expuso que “cuando hay cambios regulatorios siempre hay muertos y heridos. En este caso, los CKD, Cerpis y, en general, los instrumentos estructurados, donde suelen invertir las afores, serán perjudicados y tendrán que replantearse”.

Las emisiones de Certificados de Capital de Desarrollo están en modo de pausa en el mercado bursátil mexicano. Aunque hay 30 solicitudes en espera de ser colocados, en lo que va del año no ha habido ninguna nueva oferta, según información de la Bolsa Mexicana de Valores.

Han sido diversas las razones de por qué se ha frenado el mercado de CKD en estos primeros cuatro meses del año. Una de ellas es por la expectativa de conocer y entender cómo será el nuevo régimen de inversión de las afores.

Blanca Rodríguez, directora de Finanzas y Capital de Grupo Marhnos, firma desarrolladora de infraestructura e inmobiliaria, comentó que han pospuesto la colocación de un Cerpi porque, en sus diversas visitas con las afores, advirtieron que ellos están a la expectativa de saber si cambiaría su régimen de inversión y las nuevas reglas del juego. María Ariza, directora general de la Bolsa Institucional de Valores, explicó que se intenta con el cambio es que las afores inviertan de manera directa en capital privado, mediante vehículos que no tengan una colocación pública y en sectores como infraestructura, energía y bienes raíces, porque son inversiones de largo plazo y con buenos rendimientos.

Con ello, las administradoras de las pensiones de los trabajadores se ahorrarán costos de colocación porque el vehículo ya no será público.

La directiva no ve una afectación en las emisiones de CKD por el cambio de la Ley; las emisiones se han retraído por las condiciones volátiles del marcado.

Jorge Sánchez Tello, director del Programa de Investigación Aplicada de la Fundación de Estudios Financieros, dijo que la nueva ley beneficiará a las afores, pues ya o se les atará tanto de manos y les dará más flexibilidad para invertir donde haya más rendimiento para los afiliados.

“Actualmente el régimen de inversión de las afores en México es sumamente conservador, porque las administradoras invierten casi todos los recursos en papeles del gobierno. Por eso es positivo que se les den más herramientas”, refirió.

Para el especialista, los instrumentos estructurados seguirán siendo una alternativa de inversión para las afores. Deberán reinventarse para seguir siendo una opción.

“Se trata de abrirles el abanico para que tengan las afores todas las opciones para sentirse libres”, señaló.

La Consar informó que los instrumentos que actualmente se encuentran disponibles en el régimen de inversión, así como los nuevos que puedan surgir, son considerados como vehículos diferentes que atenderán los distintos niveles de sofisticación y necesidades de las administradoras, siendo éstas quienes, por medio de su proceso de análisis, decidirán qué instrumentos serán los que mejor se apeguen a su estrategia de inversión.

Con información de El Economista.