Derecho a probar en un juicio laboral o de seguridad social

Las personas involucradas en un conflicto tienen la oportunidad de ofrecer los medios de convicción ante la autoridad jurisdiccional competente
.
 .  (Foto: iStock)

La importancia de aportar pruebas en un juicio laboral o de seguridad social, radica en que el patrón proporcione al juzgador elementos sobre la verdad de los hechos que dan lugar a la controversia.

 CONOCE NUESTRO ESPECIAL: REFORMA LABORAL  

Por ejemplo, con el contrato de trabajo, la empresa puede acreditar la antigüedad del trabajador y con ello convencer a la Junta de Conciliación y Arbitraje (JCA) correspondiente, respecto a las vacaciones a que tiene derecho el subordinado.

En virtud de ello, ofrecer pruebas en un procedimiento laboral o de seguridad social es en sí mismo el derecho al debido proceso, pues con ello se da la oportunidad al trabajador o derechohabiente, o patrón de hacer valer sus derechos ante una autoridad jurisdiccional.

De ahí, que estos sujetos, conforme al artículo 776 de la LFT pueden ofrecer los siguientes tipos de prueba:

  • confesional
  • documental pública o privada
  • testimonial
  • pericial
  • inspección, y
  • fotografías, cintas cinematográficas, registros dactiloscópicos, grabaciones de audio y de video, o las distintas tecnologías de la información y la comunicación, tales como sistemas informáticos, medios electrónicos ópticos, fax, correo electrónico, documento digital, firma electrónica o contraseña y, en general, los medios aportados por los descubrimientos de la ciencia

Finalmente es importante observar que estos medios de convicción tienen que ofrecerse en el momento procesal oportuno —en la audiencia de Ofrecimiento y Admisión de Pruebas—, de lo contrario se pierde el derecho a probar.